Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 22-Abr .- La decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de ratificar el nombramiento como Senador a Manuel Cárdenas Fonseca, suplente de la fallecida Mónica Arriola Gordillo, significó quitarle al Partido Nueva Alianza (Panal) un escaño que había ganado a través del voto del electorado, acusó Luis Castro Obregón, dirigente del partido.
El miércoles, el Panal se quedó sin representación en el Senado, debido a que Cárdenas Fonseca notificó a la Mesa Directiva que, al no tener militancia partidista, se declaraba como senador sin grupo parlamentario.
Esto después de que, a principios de abril, la Sala Superior del Tribunal se decantara a favor de él al resolver una impugnación promovida por Mirna Saldívar, quien argumentó que ella, que ocupaba el lugar tres de la lista plurinominal del Panal, debía pasar a ocupar el escaño de Arriola, único del partido en la Cámara Alta del Congreso, pues la designación de Cárdenas Fonseca representaba una violación a la paridad de género.
En entrevista, Castro Obregón aseguró que el Tribunal no tomó en cuenta esto último, ni que Cárdenas Fonseca ya no era militante del partido desde el año pasado.
“En 2015, en agosto de 2015, (Cárdenas Fonseca) renunció a Nueva Alianza porque no fue candidato a diputado federal plurinominal”, indicó.
“La decisión del Tribunal Electoral fue que hubiera una mujer menos en el Senado y que Nueva Alianza no tuviera senador; el Tribunal decidió que el voto del electorado que nos daba un escaño no contara”.