SAO PAULO, Brasil.- Rosangela Maria Loureiro, esposa del capitán del equipo Chapecoense, Cleber Santana, contó que tenían programado un viaje el 9 de diciembre a Punta Cana, en República Dominicana, junto a otros 12 jugadores y sus parejas.
El entusiasmo por el viaje fue demasiado que formaron un grupo de Whatsapp las esposas de los deportistas, y entre acuerdos y detalles, decidieron tatuarse simbólicamente, un avión que imitaba el recorrido del corazón durante su recorrido.
“Todos prometimos hacernos el mismo tatuaje: un corazón y un avión”, agregó la mujer, que fue la primera en plasmar el tatuaje en su piel.
Además relató la última conversación con su marido: “Llamó para decir que había encontrado unas gafas y dijo que llamaría al llegar al destino. Al amanecer, recibí una llamada y pensé que era él, pero era la esposa de otro jugador que me decía que el avión había caído”, comentó Loureiro según medios sudamericanos.