Ante la práctica de tatuar cejas, ojos, labios o dibujos en la piel, expertos de la delegación estatal del IMSS advierten que es un factor de riesgo para contraer enfermedades como la hepatitis C o el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).
El infectólogo Alfonso Martínez Hernández, jefe de Prestaciones Médicas, explicó que un alto porcentaje de personas desconocen que son portadores de estos virus y –sin saberlo– pueden infectar agujas, tintas y otros objetos involucrados en la técnica del tatuaje.
“La transmisión de los virus de la hepatitis C y el VIH, se produce por vía sanguínea o contacto sexual, de ahí la importancia de verificar que la tinta que se va a utilizar, provenga de envases nuevos, no rellenables, pues éste es el medio que más probabilidades tiene de estar contaminado por la sangre de algún portador de estos virus.
Por supuesto, jeringas y agujas nuevas deben estar debidamente empacadas, además de contar con el personal acreditado y el establecimiento avalado por la autoridad competente.
El doctor Hernández Martínez recomendó a quienes ya tienen algún tatuaje, reportarlo a su médico familiar, para la realización de los exámenes correspondientes.
“Es importante mencionar que la Hepatitis C no presenta síntomas y sólo se puede diagnosticar con pruebas de sangre, por eso es vital informar al médico si se ha tenido esta práctica”.
Para este fin, el IMSS en Aguascalientes cuenta con pruebas rápidas de detección, es decir, en menos de 20 minutos el paciente puede saber si es o no portador de este virus.
De igual forma, el IMSS realiza la búsqueda de la enfermedad en todo estudio de sangre que realiza.
Cada semana se identifican alrededor de 12 sospechosos, de los cuales, se confirman hasta tres.