El Seguro Popular se ha convertido en un organismo público descentralizado; ahora los recursos los enviará directamente la Secretaría de Finanzas a este organismo, señaló el director del mismo, José Luis Trujillo Santacruz.

La meta para este año es afiliar a 112 mil personas y ya se tiene un avance del 60%, en el entendido de que actualmente se han validado 565 mil asegurados.

De esos 112 mil que deben afiliarse o reafiliarse a lo largo del 2016, de no llegarse a esa cifra, se van a aceptar personas de los programas “Prospera” y “65 años y más”.

La Federación da un subsidio de 752 mil pesos por afiliado y se atienden 1,650 enfermedades de los tres niveles; se contempla incluir la atención de la enfermedad lupus y otras más, para ampliar las posibilidades de asistencia a quienes carecen de seguridad social; ello, de acuerdo a la incidencia de la enfermedad que se solicite y se justifique.

El 99.7% de los afiliados nada pagan y el resto, el 0.3%, según estudio socioeconómico, concluyó el funcionario.

Por otra parte, cabe señalar que como resultado de una serie de actividades impulsadas en mayo pasado por pacientes y asociaciones con motivo del Día Internacional del Lupus, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión emitió un Dictamen con Punto de Acuerdo en Materia de Detección y Tratamiento de Lupus.

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las entidades federativas, a realizar acciones de capacitación al personal médico de primero, segundo y tercer nivel de atención para la detección, diagnóstico y tratamiento oportuno de pacientes con Lupus Eritematoso Sistémico; así como para la realización de campañas de información dirigidas a la población sobre este padecimiento.

Se busca incluir al lupus en la Ley General de Salud como una enfermedad que puede crear discapacidad; el desarrollo de un censo nacional para el conteo y detección de los pacientes en México; destinar recursos suficientes al sector salud para la investigación sobre el lupus; además de propiciar una dotación adecuada de medicamentos para quienes padecen esta enfermedad.

Así mismo, permitir el ingreso de medicamentos provenientes del extranjero al país y no detener su estancia en aduanas; desarrollar programas de formación e información para los profesionales de la salud, pacientes, familiares y sociedad civil; impulsar su difusión a través de campañas de sensibilización para eliminar la discriminación hacia los pacientes con lupus.

Divulgar información clave en torno a la enfermedad para su prevención, diagnóstico y tratamiento, particularmente en zonas rurales y de habla indígena, entre otras acciones.