Primero fue la alerta contra el dengue, después contra el chikungunya y ahora contra el zika, pero si realmente queremos estar libres de mosquitos transmisores de enfermedades, hay que empezar rehabilitando el río San Pedro, advirtió Humberto Martínez Guerra.

El líder social destacó que toda medida preventiva no será suficiente, si no se hace algo con este río que está en abandono, siendo un foco de infección, y el causante de que proliferen los mosquitos, máxime en esta temporada de calor que comienza.

Administraciones van y administraciones vienen, todos se comprometen a rehabilitar el río, pero nadie concreta las obras que plantean como solución a esta zona pestilente y generadora de contaminación, ahí llegan los desechos de varias fábricas y son los vecinos de fraccionamientos cercanos, los que pagan las consecuencias.

Siguen llegando los desechos de varias empresas, y las autoridades ambientales saben quiénes son pero nada hacen y si lo desconocen, más grave aún, porque no hay la inspección debida; refirió que con el tipo de desechos se sabe su procedencia, pero nada se hace al respecto, reiteró.

Según las autoridades de salud, en Aguascalientes se tienen colocadas 2,200 ovitrampas para monitorear la presencia del vector, pero la solución está en las autoridades sanitarias, ambientales y que tienen que ver con la obra pública, porque mientras no se atienda el río San Pedro, ese foco de infección seguirá creciendo y poniendo en riesgo la salud de la población.

También la gente debe colaborar limpiando patios y azoteas y sobre todo evitar recipientes que puedan almacenar agua que es donde el vector incuba sus huevecillos.

Martínez Guerra insistió en la necesidad imperiosa de limar los márgenes del río y evitar que sigan llegando aguas negras.

Está claro que hay mosquitos que importa la gente de otros estados o países, que se sufrió la picada en esas regiones, pero si aquí las condiciones sanitarias son malas, es obvio que se propaguen esos insectos transmisores de enfermedades y que pueden causar hasta la muerte.