El Registro Civil ha recibido 9 solicitudes de matrimonio gay

A todas les ha respondido negativamente: AAR

La directora del Registro Civil, Anette Álvarez Ramírez, informó que en Aguascalientes se han presentado un total de nueve solicitudes de matrimonio entre personas del mismo sexo.

En todos los casos, el Registro ha dado una respuesta negativa derivada del impedimento que establece el Artículo 143 del Código Civil del Estado de Aguascalientes en donde se asienta con claridad que el matrimonio deberá ser entre un hombre y una mujer, por tanto, se les ha negado este contrato.

Ante la negativa de la autoridad, los solicitantes promovieron amparos, de los cuales, en siete hubo resolución a favor de los afectados, donde se estableció la inconstitucionalidad del artículo 143 del mencionado código, y por lo que hace al Registro Civil, ya fueron acatadas las resoluciones, pero sólo se presentaron tres parejas a quienes se les unió en matrimonio civil, mientras que para las cuatro parejas restantes, el amparo se encuentra a su favor, pero no han acudido al registro para contraer matrimonio.

La funcionaria explicó además que en el caso de dos parejas que también promovieron amparo, se encuentra en desahogo y a punto de emitir resolución, “misma que el Registro Civil acatará sin contratiempos”.

Explicó que en abril de 2014 se presentó la primera solicitud ante el Registro Civil de parte de ciudadanos que buscaban unirse en matrimonio, pero al estar impedido el registro para proceder en estos casos, decidieron expresar la negativa de la autoridad.

De entonces a la fecha, se han promovido nueve amparos y en las resoluciones quedó de manifiesto la inconstitucionalidad del contenido del artículo 143 del Código Civil del Estado de Aguascalientes.

Mientras no exista una modificación a dicho artículo, el Registro Civil seguirá negando el servicio, porque así como está expresado, la autoridad no tiene margen más que de cumplir estrictamente lo que la ley manda, aclaró la funcionaria.

Cabe destacar que el artículo 143 del mencionado Código, establece: “El matrimonio es la unión legal de un solo hombre y una sola mujer, para procurar su ayuda mutua, guardarse fidelidad, perpetuar la especie y crear entre ellos una comunidad de vida permanente. El matrimonio debe celebrarse ante los Oficiales del Registro Civil y con las formalidades que este Código exige”.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, en una de sus resoluciones, ordenó al Congreso del Estado realizar los ajustes necesarios al Código Civil, sin embargo, hasta ahora no ha habido consensos entre las bancadas y los legisladores han incurrido, de facto, en un desacato a la máxima autoridad judicial del país.

Hace unos días, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, turnó iniciativa al Congreso de la Unión para que en todo el país, las personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio, en un acto de reconocimiento de derechos fundamentales.

El tema ha sido también materia de expresiones por parte de las candidatas y candidatos de los diversos partidos políticos, quienes han fijado su postura respecto de este tema, y mientras que los legisladores analizan la iniciativa presidencial, grupos de conservadores se han manifestado en contra de estos ajustes a los códigos civiles del país, mientras que otro segmento de la sociedad mexicana se expresa a favor del reconocimiento en la ley de este derecho humano.