La dirigente estatal del Movimiento Antorchista en Aguascalientes, María de la Luz Sifuentes Barba advirtió que los gobiernos no pueden rehuir a atender las demandas sociales porque no tienen recursos suficientes ante el recorte del gasto público.
Señaló que las dependencias de los tres niveles de gobierno deben ajustar su gasto en el área de servicios generales o gasto corriente, donde se aplican el 85% del dinero que se obtiene mediante la recaudación de impuestos.
Señaló que el 15% de cada peso que se obtiene de los impuestos de los mexicanos es destinado a obras públicas y servicios, de ahí la importancia que el Gobierno Federal y las entidades federativas hagan una verdadera reingeniería para que la disminución de ingresos impacte en el gasto operativo y no cancelen proyectos prioritarios que son urgentes para la población más marginada.
Manifestó que el Movimiento Antorchista está trabajando intensamente para la gestión de obra pública ante el Gobierno Federal, el estado y los municipios para concretar las obras básicas de pavimentación, alumbrado, drenaje, y apoyos para la vivienda en beneficio de las comunidades que presentan más retraso.
Asimismo, advirtió que los funcionarios deben ser eficientes en la gestión de recursos y no justificarse en la época electoral para detener las acciones a favor de la población bajo el argumento de que están imposibilitados a cumplir con su obligación.
“Si van a gastar menos, que se amarren el cinturón en el mantenimiento de la burocracia y las oficinas, porque es ahí donde se va la mayor parte de nuestros impuestos, y no sea simplemente con la cancelación de obras de donde se tome el dinero que hace falta”.
La líder de la organización antorchista anticipó que al mismo tiempo se mantendrá una vigilancia en el quehacer de los servidores públicos con la finalidad de que no hagan mal uso de los recursos y apoyos sociales para dirigirlos hacia las campañas políticas, mientras niegan la atención de los sectores desfavorecidos.