El ralo poder de compra de la población afecta al comercio

Escaso flujo de circulante afecta a comercios. Rubén Ángel de la Cerda Berumen, presidente de la Canaco, sostuvo que el principal problema que enfrentan los mercaderes es que la población no tiene dinero, lo cual reduce de manera drástica los gastos que realizan, ya que la gente vive “a raya”, por lo cual se enfoca en realizar sólo aquellas compras que son indispensable para atender las necesidades familiares, reduciendo otro tipo de gastos.

Detalló que las personas no sólo están prescindiendo de adquirir artículos de lujo, sino también de ropa y calzado, o distintas reparaciones que requieren hacer en su hogar, ante lo cual se puede apreciar la escasez de circulante; añadió que sería benéfico que los ciudadanos tuvieran mejores salarios, ya que ello les permitiría realizar mayores gastos.

De la Cerda Berumen reconoció que la situación para los comerciantes tampoco está “para llorar”, pues algunos se han logrado mantener estables, sin embargo, también hay quienes se han visto en la necesidad de cerrar sus negocios, pues ante las bajas ventas perdieron rentabilidad, por lo cual sus ingresos ya no eran suficientes para mantener sus negocio, pagar la renta, los servicios, y todavía aportar económicamente para sostener a la familia.

Mencionó que esta situación de cierre de negocios se da en toda la ciudad en general, incluso en la zona centro, que es una de las más rentables en el ámbito comercial: “usted puede pasar por la calle Madero y vea cuántos negocios están cerrados, camine por la calle Morelos y vea cuántos negocios están cerrados”.

Para concluir, el presidente de la Canaco expresó que el negocio de los mercaderes no consiste sólo en vender, sino también en saber comprar, ya que esto les da un mayor margen de utilidades, de lo contrario, emprender un negocio sin estos conocimientos, puede derivar en el cierre del mismo, por más altas expectativas de progreso y superación que se tengan.