Josemaría León Lara Díaz Torre

Desde hace décadas el mayor reconocimiento de talla internacional sin lugar a dudas es el Premio Nobel; un galardón otorgado anualmente por la Real Academia de las Ciencias Sueca, mismo que se da en las categorías de medicina, física, química, literatura, de la paz y economía. La historia de dicha condecoración es en realidad bastante irónica, pues resulta que Alfred Nobel, fue el inventor de la dinamita y al no poder hacer nada en contra de que su descubrimiento fuese utilizado en la guerra, tomó la determinación de crear una fundación que administrara sus ganancias y ayudara a financiar aquellos descubrimientos que tuvieran un mejor provecho para la humanidad.

Como cada año, son sólo seis los afortunados que son elegidos en su respectiva categoría por haber conseguido un determinado logro que representa un avance significativo en su área de pericia. En este sentido, además de recibir su respectiva medalla también los ganadores reciben una cuantiosa suma de dinero; este año entre los seis se repartirán la cantidad de ocho millones de coronas suecas, un aproximado de novecientos cincuenta y cuatro mil dólares.

Esta semana se anuncia a los galardonados, sin embargo la ceremonia, misma que se lleva a cabo en la Ciudad de Estocolmo, se llevará a cabo el día diez de diciembre. Hasta la redacción de esta columna, se han anunciado únicamente los de medicina, física, química y literatura respectivamente. Cabe mencionar que en muchas ocasiones, el premio de una misma categoría es repartido entre uno o más participantes, ya sea porque la investigación científica que sea motivo de ser reconocida haya sido llevada a cabo por varios científicos, o que se presentase un empate en la votación en la misma categoría.

En este año, el Premio Nobel de Medicina será otorgado a William C. Campbel de nacionalidad irlandesa, mismo que comparte el premio con Satoshi Omura de origen japonés, quienes desarrollaron una investigación relacionada con infecciones causadas por parásitos. El Premio Nobel de Física también es para un japonés de nombre Takaaki Kajita y su compañero de origen canadiense Arthur B. McDonald por una investigación sobre las oscilaciones de los neutrinos, demostrando que estas partículas tienen masa. El Premio Nobel de Química, será otorgado para dos estadounidenses y un británico de nombres Tomas Lindahl, Paul Modrich y Aziz Sancarr quienes son considerados los padres de los mecanismos de reparación del ADN para afrontar enfermedades contra el cáncer. Y el respectivo a Literatura es a la escritora bielorrusa Sveltlana Alexiévich.

Falta esperar quien o quiénes serán galardonados por sus méritos en materia de paz y economía, que son dos categorías muy particulares ya que a diferencia de las anteriores suelen tener repercusiones políticas en materia global.

A manera de reflexión, en nuestro país sólo hemos tenido tres Premios Nobel, Octavio Paz (Literatura) en 1990, Alfonso García Robles (de la Paz compartido) en 1982 y Mario Molina (Química) en 1995. Dando entender que desde hace veinte años que ningún mexicano ha tenido el máximo reconocimiento a nivel internacional por algún descubrimiento científico, literario o por la lucha de la paz, demostrando que algo está haciendo falta ¿no creen? Me gustaría saber su opinión: jleonlaradíaztorre@gmail.com

Aprovecho para felicitar a mi casa editorial El Heraldo de Aguascalientes por estar celebrando su 61 Aniversario.