A partir del 2017 y durante el 2018, tras las reformas constitucionales del Senado de la República, el Poder Judicial del Estado enfrentará nuevos retos al absorber la carga laboral, civil y mercantil desde la perspectiva de los juicios orales, motivo por el cual llamó a los Poderes Ejecutivo y Legislativo a ser comprensivos y dotarles de los recursos económicos suficientes para generar la infraestructura correspondiente.

El presidente magistrado del Poder Judicial, Juan Manuel Ponce Sánchez advirtió que el gobierno federal y el Congreso de la Unión no sólo deben generar más cargas de trabajo a la administración de justicia, sino lo acompañan cuando menos de 100 millones de pesos adicionales para la construcción de la infraestructura y la parte operativa para absorber en un plazo de un año los asuntos de carácter laboral, la cual depende del Ejecutivo.

Aseveró que se avecina un año de transformación total para el Poder Judicial de Aguascalientes, lo que exigirá una actitud sensible por parte de los legisladores para que mejoren las leyes y los apoyos que se requieren para cumplir con las nuevas encomiendas que impone la federación.

Indicó que los juicios mercantiles vía juicio oral serán implementados a partir del 2017 con montos de hasta un millón y medio de pesos, ya que actualmente se llevan a cabo los asuntos de menor cuantía de hasta 560 mil pesos, y a partir del 2018 todos los juicios serán orales. Ante ello se necesita desarrollar infraestructura en este ámbito durante el siguiente ejercicio.

Respecto a la justicia laboral, luego de que el Senado ha aprobado las nuevas leyes y que concede un solo año para la implementación de los juicios orales, es decir para el 2018, esto significa que el poder Judicial necesitará ese mismo tiempo para generar la infraestructura y que las autoridades no vayan a esperarse hasta el final, cuando ya tenga que arrancar, porque si no se cuenta con lo necesario no se podrá ofrecer los servicios que demanda la ciudadanía.

Precisó que la reforma constitucional en materia laboral requiere aún de la aprobación de la Cámara de Diputados y de los Congresos Locales, pero es importante que se escuche y se tome en consideración de las opiniones del Poder Judicial para poderlas aterrizarlas a la vida cotidiana a favor de la administración de justicia.

El magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia mencionó que Aguascalientes necesitará cuando menos 6 salas para juicios orales laborales, donde la junta local recibe alrededor de 3,200 expedientes anuales más aparte los asuntos en rezago.

Aseveró que la justicia laboral no debe cambiar sólo de oficina ni de responsables, si sucede así no habrá grandes avances, hay que dotarla de una transformación real que implica una operación diferente para que sea pronta, expedita y lo menos costosa posible, tal y como lo demandan patrones y trabajadores.

El Poder Judicial cuenta con la capacidad para garantizar esa clase de justicia laboral, donde permanecerían los trabajadores de base de las juntas, pero se necesita que “no nos dejen solos por parte de la federación, el gobierno estatal y el congreso local”, puntualizó.