Rolando Chacón
Agencia Reforma

SALTILLO, Coahuila 10-Jun .- Las elecciones del domingo pasado representan un rechazo ciudadano a los gobiernos locales federal priistas, y del que el PAN salió beneficiado, “porque estaba ahí”, dijo Jorge Castañeda.
“Les tocó, estaban ahí. De haber habido otras opciones, quizás la gente hubiera votado por otras, porque es difícil pensar que el PAN sea un cambio, es más de lo mismo. Tanto en estas elecciones como en el 2018, el PAN va a ser más de lo mismo”, afirmó.
Al dictar una conferencia sobre la democracia en el siglo 20 y la sucesión presidencial, basada en un libro suyo escrito 20 años atrás, el politólogo expuso que no fue el PAN el que ganó, sino el PRI fue el que perdió.
Ante la falta de otras opciones, dijo, los candidatos panistas capitalizaron el descontento social.
“Fue un repudio generalizado a los gobernadores salientes, con la excepción de Puebla y de Sinaloa, pero en particular al PRI, porque tenía más gobernadores salientes”, expresó.
Castañeda minimizó el triunfo panista en siete estados, en tres de ellos estrenarán la alternancia.
“El gran rasgo, para mí, es la derrota estrepitosa del PRI, el ascenso de Morena y de López Obrador, que parece incontenible, y que al PAN le haya ido bien”, insistió.
Cuestionado sobre posibilidad de que en 2018 el PRI pierda la elección presidencial, respondió que sí.
“Con estos resultados, no veo cómo puedan seguir (los priistas) en Los Pinos”, completó.