Luis Fernando Barba Gallardo, catedrático e investigador del Centro de Ciencias de la Salud de la UAA, está realizando un proyecto científico para demostrar los beneficios del omega 3 como suplemento alimenticio que ayuda a aminorar las molestias que causa el padecimiento conocido como ojo seco, estudio mediante el cual se han identificado mejoras en los pacientes que consumen 1 gramo diario de dicha sustancia.
Explicó que los pacientes que presentan síndrome de ojo seco manifiestan problemas para producir una capa saludable de lágrimas, inflamación en las capas de la superficie anterior del globo ocular e irritación, por lo que la finalidad de la investigación es abonar a combatir este padecimiento que suele afectar a individuos que están bajo estrés visual ocasionado por el clima y el constante uso de computadoras o celulares, lo que propicia menos parpadeos y lubricación del globo ocular.
Barba Gallardo destacó que, aunque algunos alimentos como nueces, almendras, salmón y pescados contienen omega 3, estos productos son costosos, por lo que se eligió dar una dosis de 1 mil miligramos diarios a los pacientes a través de un suplemento alimenticio para que fueran consumidos en cápsulas diarias por espacio de un mes, lo cual es más económico.
Para el estudio se tuvo una muestra de 30 personas, a los cuales se realizó cuatro pruebas de evaluación de la superficie ocular y de lágrimas; posteriormente se documentaron los resultados después de 30 días ininterrumpidos de ingesta del suplemento alimenticio omega 3, y consecutivamente se llevó a cabo un análisis de las lágrimas de los ojos de los pacientes, las cuales mostraron mejoras al evitarse su evaporación rápida e incrementarse la generación de lípidos.
Finalmente, el profesor investigador de la UAA añadió que se realizarán pruebas a estos pacientes a los 60 y 90 días de estar sometidos al tratamiento para constatar que los beneficios del omega 3 no disminuyen.