Cuando las causas se justifiquen, la nulidad de matrimonia, será breve, así como hay causas videntes que ya no requerirán de juicio, y que el obispo tiene la potestad de resolver, hay expedientes que se encuentran atorados, por trámites que ya resultan innecesarios. El obispo José María de la Torre Martín dejó en claro que la nulidad del matrimonio no se tomará a la ligera, que el Para Francisco, promulgó por motu proprio modificaciones al proceso canónico sobre las causas de declaración, no para que se favorezca la nulidad de los matrimonios, sino la celeridad de los procesos. (Información extendida en la edición del 20 de septiembre)