La construcción de los 22 kilómetros faltantes del libramiento carretero de la ciudad de Aguascalientes se encuentran a salvo de los recortes presupuestales que enfrentan diversas dependencias, gracias al esquema de concesión que se aplicará a esa urgente infraestructura para el estado, señaló ayer el presidente de la CMIC, Antonio Robledo Sánchez.
Al ser una obra concesionada a la iniciativa privada, dijo que los recortes presupuestales a las diversas dependencias de Gobierno no deberán presentar un problema, si bien admitió que habrán ajustes a la alza en los precios de los materiales, que habrán de absorberlos los empresarios constructores, quienes deberán entrar pronto al proceso de construcción al estar los derechos de vía liberados, demandó.
Este trascendente proyecto para Aguascalientes debe platicarse con el Centro SCT porque en teoría debería estarse arrancando la obra y no se ha dado, por lo que se espera que se proceda a la ejecución de la misma, consideró.
El dirigente de la Cámara de la Industria de la Construcción mencionó que desconoce la inversión programada para el libramiento carretero en su lado poniente que va del entronque con la carretera a Calvillo hasta la altura del parque industrial de San Francisco de los Romos, a razón de que será de carácter privado y dependerá de la volatilidad de precios de los insumos y materiales.
Apuntó que los empresarios concesionarios se encuentran conscientes que durante todo el proceso de obra serán supervisados por las autoridades gubernamentales, en este caso la SCT, ya que existe un contrato que establece las fechas de inicio y de terminación de obra.
Antonio Robledo Sánchez aseveró que el libramiento ya no puede postergarse más en Aguascalientes, es una obra que urge y no sólo por el deterioro del pavimento del tercero, segundo o primer anillo de circunvalación, así como las vialidades internas de la ciudad, sino por la propia seguridad de los habitantes citadinos.
Agregó que el deterioro de las vialidades es evidente en el estado y por más que se invierta en su conservación, continuarán echándose a perder, convirtiéndose en dinero tirado a la basura. Por ello, urge la concreción del libramiento carretero citadino, pues se sacarían miles de unidades de la mancha urbana.
Frente a los recortes presupuestales de la Federación, los aumentos de precios en materiales y los retos de la economía para el 2017, dijo que las asociaciones público privadas se convertirán en una enorme oportunidad de trabajo, de construir alianzas con los gobiernos y la iniciativa privada, a fin de detonar este esquema de participación.
Por otro lado, lamentó los recortes presupuestales 2017 por parte de la Secretaría de Comunicación y Transporte, ya que cambia significativamente las perspectivas de la industria de la construcción en Aguascalientes, pues se quedará apenas al 30% de los recursos que se ejercieron este 2016.
La SCT apenas autorizó dinero para la conservación de la red carretera, y habrá que esperar por el 2017 para conocer más a detalle el comportamiento, pero la perspectiva no es alentadora; los insumos de la construcción que más se afectan con la paridad peso-dólar son el acero, el cobre, el cemento, y de ahí en cascada otros muchos más.
Por último, dijo que los retos económicos se superan con actitud positiva, con creatividad, con trabajo incansable para aprovechar las oportunidades y generar la infraestructura que se requiere en los diversos sectores de la sociedad, tanto pública como privada.