La Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA lleva a cabo visitas de verificación a los gimnasios del Estado, con el objetivo de identificar establecimientos que ofrecen algo más que sólo servicios de ejercicio físico.

El director del área, Dr. Ernesto Jaime Romero Frías, informó que es permanente la vigilancia a los “GYM”; tan sólo en el municipio capital hay alrededor de 100 negocios de esta naturaleza registrados en la Secretaría de Finanzas de este Ayuntamiento, de los cuales alrededor de 30% venden suplementos alimenticios, 30% ofrecen servicios de asesoría nutricional y el resto se dedica exclusivamente a lo que su giro corresponde, de acuerdo al tipo de licencia con que cuentan.

No es raro que se oferten suplementos alimenticios y que se dé asesoría nutricional en ésta clase de establecimientos, lo importante es que se manejen dentro de la legalidad.

Para garantizar la salud de la población, es fundamental que dichos productos cuenten con autorización sanitaria para su comercialización y que los demás servicios que se ofrecen, estén a cargo de personal capacitado.

Es fundamental tener la certeza de que no sean un disfraz de otras actividades, de ahí que seguirán realizándose acciones de monitoreo y vigilancia.

El funcionario exhortó a los propietarios de los mismos que no cuentan con la autorización debida, ya sea para comercializar productos, así como para ofertar servicios de asesoría nutricional, acudan al ISSEA para regularizar su situación.

Cabe resaltar que estos negocios tienen más gente en enero que en cualquier época, aunque luego baja la demanda, debido a los propósitos que pocas veces se cumplen, de bajar de peso al inicio de cada año.