Baratos y con especificaciones competentes: esa es la imagen que Xiaomi se ha forjado de sus productos desde su lanzamiento en China en 2010. Dos teléfonos son la carta de presentación oficial de la empresa en México, pero Xiaomi tiene más gadgets en su catálogo que ya podían encontrarse en línea desde hace tiempo.

Pequeño pero poderoso
Pantalla de 5 pulgadas pero con resolución Full HD, batería de 4,100mAh y sensor de huellas digitales son las principales características del Redmi 4X de Xiaomi, que además tiene 3GB de RAM para funcionar fluido al ver películas o correr videojuegos.
$4,000 en línea en próximas semanas

Música que suena
Los audífonos Xiaomi Hybrid tienen micrófono y un control con botones y micrófono para usarse también como manos libres, además, su conector es recubierto de oro, su cable tiene una capa de kevlar -fibra utilizada en chalecos antibalas-, y su diseño metálico es para prometer resistencia.
$800
en audiofilia.com

Televisión oriental
Xiaomi lanzó el Mi Box 3 Pro como un competidor al Apple TV, pero con un visión china. Funciona con MIUI, su propia versión de Android. También incluye un control remoto que tiene sensor de movimiento, como los Wiimote de Nintendo.
$2,000 en tiendaxiaomi.com.mx

Accesible entrenador
Su batería promete 20 días de uso y sobrevive a salpicaduras sin problema. La Band 2 de Xiaomi es una pulsera de monitoreo físico que pide el ritmo cardiaco e informa de las llamadas entrantes en su pequeña pantalla OLED.
$775 en amazon.com.mx

Precio de competencia: Redmi Note 4
Por detrás parece un ZTE y por el frente un iPhone: no diré que el Redmi Note 4 tiene puntos en originalidad de diseño. Sin embargo, en un entorno donde todos los smartphones se parecen entre sí, el Redmi Note 4, recién lanzado por Xiaomi en México, destaca entre todos por su principal cualidad: el precio.

La estrategia de la empresa china Xiaomi se basa en lanzar equipos con grandes especificaciones a precios que hacen sudar a los grandes fabricantes. Fue la técnica que le valió para cerrar el 2014 como la startup más valiosa del mundo y la líder en China, aunque en el último año la ha tenido difícil para vencer a Oppo y Huawei.

Con esa misma táctica Xiaomi lanzó en México dos de sus smartphones más recientes. El Redmi Note 4 que probé cuesta 5 mil 500 pesos, pero en su interior acoge una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución Full HD, 3GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno: nada que pedir a la gama alta. Para usuarios más exigentes, hay una versión con 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento que cuesta 6 mil 300 pesos.

Como casi el 70 por ciento de los smartphones del mundo, el Redmi Note 4 usa Android. No obstante, el equipo de Xiaomi corre MIUI, una versión personalizada de Android con apps propias, como un gestor de seguridad, que encontré muy útiles; pero que me gustó principalmente por su ausencia de apps basura.

La cámara, de 13 megapíxeles, no será la más impresionante del mercado, pero incluye filtros y modos como ojo de pez, que permiten sacarle más partido. La cámara frontal, por su parte, adivina la edad del usuario por medio de algoritmos, pero no es apta para sensibles: puede ponerte años de más si estás mal iluminado. Como sea, me divertí.

En conclusión, el Redmi Note 4 me pareció un ganador en cuanto a relación calidad y precio, pero que queda por debajo de la media si buscas gran innovación o diseño.

Disponible desde $5,500 en línea en las próximas semanas