Tras afirmar que a los consejeros del IEE se les ha perdido la confianza para organizar futuros procesos electorales, la presidenta estatal del PRI, Norma Esparza Herrera, urgió una investigación a fondo por parte de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, para determinar y señalar responsabilidades por la sospechosa aparición de boletas de la elección de gobernador del pasado 5 de junio.
En conferencia de prensa, la dirigente tricolor aseveró que los Consejeros del Instituto Estatal Electoral violaron la Ley electoral en Aguascalientes al ser los principales cómplices de propiciar un proceso plagado de irregularidades.
En este momento, el equipo jurídico del Comité Ejecutivo Nacional y del Comité Directivo Estatal realiza un análisis, pues se considera como una falta grave este hecho y se estará presentando como una prueba superveniente al recurso de impugnación presentado ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
La presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI, puntualizó que el órgano comicial es el principal responsable de la producción, resguardo y distribución de las boletas electorales, al tiempo que exigió una explicación sobre estos hechos, pues resulta evidente que se vulneró la cadena de custodia y se incurrió en una grave falta.
Aseveró que la aparición de estas boletas, demuestra que el instituto no cuidó los procedimientos que atañen al proceso electoral, poniendo en riesgo la voluntad ciudadana, vulnerando los principios de legalidad, certeza e imparcialidad, afirmó.
Lamentó las declaraciones del presidente del órgano electoral, Luis Fernando Landeros, quien no demostró capacidad y ética en el desempeño de su cargo, aseguró días atrás que el asunto tiene que ver con lo que denominó: “la corrupción que existe en las calles y con ciudadanos de a pie”, por lo que le dijo al presidente del Instituto que se trata de un asunto que es su responsabilidad.
La dirigente del PRI señaló además que el Instituto Estatal Electoral, al no detectar ni denunciar el faltante de boletas, violó todo principio de legalidad.
“Con estas irregularidades se demuestra una vez más un proceso electoral plagado de irregularidades ante un órgano electoral local que fue espectador o cómplice de las mismas”, enfatizó.
Frente a estos hechos, la presidenta del CDE del PRI, Norma Esparza, dijo que es inexorable la anulación del proceso electoral y la realización de una elección extraordinaria, que consideró no podría ser dirigida por el órgano electoral de Aguascalientes por las fallas demostradas.
Por su parte, el secretario general del PRI, Alberto Solís Farías, aseguró que mientras el Partido Acción Nacional minimiza el asunto, el Partido Revolucionario Institucional exige las investigaciones y las aclaraciones correspondientes, no solamente a los partidos políticos y a los candidatos que participaron en la elección, sino a la ciudadanía en general.
Por último, reiteró que el equipo jurídico del Comité Ejecutivo Nacional y del Comité Directivo Estatal, analiza los hechos, pues se le considera una falta grave y en breve se presentará como una prueba superveniente al recurso de impugnación presentado ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).