David Loji
Agencia Reforma

Internet es el nuevo campo de batalla para prestadores de servicios y comercios. El éxito de Netflix y Amazon ha hecho que negocios tradicionales se tambaleen, pues estos sitios ofrecen al usuario la comodidad de poder tener, desde la comodidad de sus casas y a precios competitivos, entretenimiento y diversos artículos.
En el campo de los seguros automotrices el futuro también es en línea, y todas las compañías se han ido enfocando en el comercio electrónico. Sin embargo, han habido compañías de seguros realmente visionarias que tienen más de 15 años basando en internet su operación.
Las nuevas generaciones prefieren usar internet y los teléfonos celulares inteligentes para realizar sus compras.
E-surance nació en 1999 y empezó a vender pólizas de seguro para autos y motocicletas por Internet y por teléfono. De esta manera los clientes podían contratar el seguro sin tener que recurrir a una larga sesión con un vendedor y el vehículo quedaba asegurado de inmediato. Otro beneficio fueron tarifas más económicas para el asegurado. Desde el 2011 E-surance fue comprada por Allstate.
Los celulares inteligentes están simplificando la experiencia a los usuarios de seguros, pues Allstate tiene “Quick Photo Claim”, es decir, reclamación de siniestros rápida por fotografía.
Esta aplicación permite al usuario, en caso de daños menores como abolladuras, obtener con rapidez una cotización para reparar la unidad, así como la autorización de entrada al taller.
Basta con tomar una fotografía del golpe y una del auto completo para inicializar el proceso administrativo.
México es terreno fértil para las aseguradoras vía Internet. BBVA Seguros tiene Wibe, que permite cotizar y contratar online seguro automotriz, además de que en caso de un accidente, ofrece una aplicación para celular que permite reportar el siniestro a la compañía.
ScotiaBank Inverlat no tiene aseguradora, pero gracias a que es el banco líder en financiamiento automotriz tiene alianzas con las principales 5 compañías del ramo.
El producto que ofrece se llama Fiu, una tienda virtual donde el interesado puede obtener cotizaciones de las 5 aseguradoras para escoger la cobertura y tarifa que más le convenga y contratar el seguro.