La tipificación del feminicidio como delito autónomo tendrá que concretarse en los próximos años pese a la oposición que se manifiesta en estados como Aguascalientes para legislar e incluir esta definición, bajo la convicción de no restar derechos a nadie y evitar abusos contra las mujeres y niñas, afirmó en rueda de prensa la doctora Marcela Lagarde.
Al termino de la cátedra que lleva su nombre, la cual se institucionalizó mediante convenio con la Universidad Autónoma de Aguascalientes, advirtió que la inclusión del feminicidio en la materia jurídica ha sido una lucha de más de 20 años desde que se empezó a construir el concepto ante los crímenes contra mujeres de Ciudad Juárez; esto ha derivado en que por temor o calculo político a que un estado sea enmarcado como generador de asesinatos contra la mujer, haya obstáculos o atenuantes bajo figuras secundarias, como el agravante de homicidio
Dijo que existe claridad sobre la definición del feminicidio como delito, donde se comete un asesinato por el simple hecho de ser mujer, sin embargo se prefiere generar un listado de condicionantes similar al que se configuró por el Congreso del Estado de Aguascalientes en las leyes locales.
La académica indicó que no tipificar el homicidio se convierte en un obstáculo que entorpece la investigación y el proceso jurídico para castigar los asesinatos por odio contra la mujer.
Denunció que las definiciones y clasificaciones erróneas estuvieron basadas en lo que se conocía comúnmente del problema, por lo que se llegaba a manejar en los medios de comunicación, donde se construyó un concepto que alcanzaba el amarillismo.
La responsable de la creación del concepto de feminicidio resaltó que la búsqueda por el reconocimiento del concepto jurídico de feminicidio solo busca que haya luz para la solución a un problema de violencia de género que se mantiene a lo largo del país, en perjuicio de la igualdad y de los derechos humanos.