Josemaría León Lara Díaz Torre

 Si algo nos ha enseñado la Historia Moderna, es el increíble poder que tienen los medios masivos de comunicación para influir en la vida cotidiana de millones de seres humanos. Y es quizá a través de esa influencia, el cómo se ha forjado una especie de poder fáctico capaz de manipular desde las esferas más altas del poder político, hasta las mentes más sencillas.

Hoy en día el orbe se encuentra intercomunicado cómo nunca antes, sin embargo continúan existiendo barreras que causan que la realidad particular de cada país permanezca de cierto modo aislada del resto del mundo. En es la peculiaridad de México, donde los medios de comunicación, hablando específicamente de las televisoras, se ha potencializado lo que se conoce como “el cuarto poder”.

Durante décadas han sido dos televisoras las que han controlado las señales de transmisión abierta de nuestro país. Siendo a través de las telenovelas o el futbol, que mantienen al pueblo sumergido en la ignorancia.

A la fecha, este gigantesco duopolio televisivo mexicano se encuentra fuertemente amenazado por el inminente apagón analógico. Lo cual significa que su poder se puede ver mermado, ya que su nivel de audiencia habrá de disminuir por la falta de televisores aptos para recibir la nueva señal digital, una fuerte realidad a lo largo y ancho del territorio nacional.

El Gobierno Federal lleva ya algunos años promoviendo la campaña para migrar a la televisión digital, lo que conlleva a una señal con mejor calidad en imagen y sonido, pero sobretodo dando pie a que el servicio de telecomunicaciones mejore a nivel país. Además de acuerdo con los datos más recientes de la Secretaría de Desarrollo Social, se han entregado 8.2 millones de televisiones digitales con el fin de remplazar a los analógicos, esperando cerrar el año con la entrega de 9.7 millones y cubrir uno de cada tres hogares mexicanos.

Mientras por un lado la Presidencia de la República sigue haciendo lo que está en sus manos para dar cumplimiento a la fecha límite establecida por Ley Federal de Telecomunicaciones (el próximo treinta y uno de diciembre del año en curso) y que se lleve a cabo el apagón analógico dando pie a empezar el año con la Televisión Digital Terrestre, el Congreso de la Unión ya está listo para aprobar una reforma a la ley antes mencionada y prorrogar un año más la fecha del famoso apagón.

Y es que precisamente esta semana, en el pleno del Senado de la República se aprobó como cámara de origen que se retrasara un año la era de la televisión digital en México; ahora habrá que esperar la decisión de los señores diputados respecto al tema.

jleonlaradiaztorre@gmail.com / @ChemaLeonLara