Cancelan por falta de recursos proyecto de colector de aguas residuales al margen poniente del Río San Pedro, cuyo monto de la obra fue estimado en 300 millones de pesos, advirtió el ambientalista Gerardo Ortega de León, quien denunció que la infraestructura fue anunciada desde hace tres años por el Instituto Nacional del Agua y la Comisión Nacional del Agua.
Señaló que pese a anunciarse su licitación en una primera etapa, su estatus en documentos oficiales del Inagua aparece como cancelado, pese a que el crecimiento urbano al poniente de la ciudad de Aguascalientes demanda su ejecución para evitar los efectos de contaminación al cauce.
Los efectos perjudiciales en la población cercana del río San Pedro se manifestarán a mediano plazo cuando el agua extraída de pozos cercanos no sea apta para consumo, tras no haberse previsto esta situación, consideró.
El colector marginal derecho del cauce del Río San Pedro a lo largo de 25 kilómetros resulta fundamental para evitar la infiltración de aguas residuales en una zona donde la mancha urbana crecerá en cerca de 3,000 hectáreas, lo que generará un incremento en las descargas de aguas negras hacia el San Pedro, argumentó.
Señaló que el avance de los desarrollos inmobiliarios en la zona poniente avanza de manera vertiginosa, ya que tan sólo durante este año la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal de Aguascalientes estima la autorización de entre 6 y 10 fraccionamientos en aquel sector.
Ortega de León indicó que las descargas de aguas residuales de los desarrollos habitacionales en el poniente llegarán libremente al Río San Pedro, generando un serio problema de infiltración de aguas contaminadas por la falla geológica que recorre el río hacia el manto acuífero.
“No pueden autorizarse más fraccionamientos en esa zona si no se tiene un colector en el margen derecho que conduzca esta agua. El lado izquierdo del San Pedro tiene un colector marginal de 15 kilómetros que se realizó con este mismo fin”, enfatizó.