Finalmente el Centro de Convenciones será una realidad; el secretario de Infraestructura y Comunicaciones, Miguel Ángel Romero Navarro, detalló que este proyecto que inició el exgobernador Luis Armando Reynoso Femat, está en su última etapa, y se espera que al haberse comprometido el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a concluirlo, se dé cita a esta entidad a inaugurarlo.
“Estamos prácticamente en un 99% de avances, vamos ya en la colocación de unas cubiertas que son prácticamente fachadas, en el interior del recinto principal del Centro de Convenciones también ya faltan detalles; el miércoles tuvimos la visita de personal de la Presidencia de la República, porque es un compromiso presidencial, personal de la Secretaría de Turismo, y de la Función Pública; vinieron a constatar el avance, la idea es que se esperaría que vinieran en marzo, o al menos antes de la feria”, indicó.
Asimismo, dijo que ya se trabaja para iniciar con las obras de demolición de propiedades aledañas al Teatro Morelos; mencionó que es necesario que se les entregue la propiedad ya desocupada para que puedan proceder.
“No hay una fecha determinada, pero necesitamos que sea pronto porque queremos dar paso ya a los proyectos tanto del poniente del teatro, como del espacio que actualmente ocupa el edificio de Telecom; son proyectos muy bonitos, si este del Patio de las Jacarandas ha gustado a la ciudadanía y lo ha hecho propio, pues estos también van a ser aptos para que la gente los haga propios y los utilice; en su momento el gobernador estará presentando el detalle de estos proyectos, y nosotros en cuanto tengamos la entrega física y documental de estos predios podemos iniciar los trabajos de demolición”, subrayó.
Aseguró que ya se tiene el visto bueno del INAH, no aún la licencia, pero se han respetado totalmente todos los criterios que les han marcado por lo que esperan que no haya ninguna complicación para que se otorguen los permisos correspondientes.
“El concepto es similar a lo que viene en el Patio de las Jacarandas porque no podemos romper arquitectónicamente el aspecto, pero la integración de este proyecto y el patio donde estará lo del Telecom, son motivos distintos conmemorando a un personaje.
“La vez pasada tuvimos el caso de una finca que tuvimos que respetar en la demolición, y esto lo hace más lenta por la delicadeza que se debe tener para no dañar esa construcción; acá va a depender de si iniciamos la demolición con el 100% de las fincas liberadas se podrá hacer un proceso más rápido pues lo que tenemos que cuidar de manera especial es la colindancia con el teatro todo lo demás está garantizado para que no tengamos ningún problema”, detalló.