La intervención quirúrgica de bypass gástrico en obesidad mórbida, no puede considerarse como una operación estética, sino como una intervención por riesgo de la salud por las instituciones de seguridad social, consideró José de Jesús Chávez Martínez, presidente del Colegio de Gastroenterólogos de Aguascalientes.

Señaló que las personas que buscan mejorar su salud con este tipo de operaciones deben recurrir a centros médicos privados fuera de la entidad, con costos que oscilan entre 40 mil y 100 mil pesos por la intervención.

“Basta de ver a estas operaciones como algo estético, son necesarias para quienes no les funciona ningún tipo de dieta, ejercicio o incluso medicamentos; son necesarias para quienes tienen obesidad mórbida e implica no sólo bajar de peso, sino también mejorar sus problemas cardiacos, y de colesterol”.

Sin embargo, puntualizó que las estrategias de las instituciones de seguridad social deben enfocarse en la prevención de la obesidad, y deben implementar acciones de tratamiento, dejando a la cirugía como la última opción.

Subrayó que se trata de un procedimiento en el que no todas las personas tienen resultados favorables al surgir complicaciones, e incluso morir.

Señaló que en la actualidad, México se ubica como el segundo país a nivel mundial con mayor obesidad en adultos, lo cual se ve reflejado en la atención de casos vinculados a este padecimiento en los hospitales públicos.

Chávez Martínez señaló que el incremento de obesidad mórbida es cada vez más común, acompañado por serios padecimientos como diabetes mellitus, hipertensión arterial, colesterol, triglicéridos y osteoartritis.