Unos estudiantes fueron víctimas del asaltante en bicicleta que opera al oriente de la ciudad.
El miércoles por la mañana, el sospechoso los interceptó cuando caminaban por la avenida Gómez Morín y tras amagarlos con una pistola, los despojó de sus pertenencias.
Las víctimas no opusieron resistencia y le entregaron sus teléfonos celulares, así como dinero en efectivo por un monto de 300 pesos.
Ya con el botín en su poder, el solitario hampón escapó en su bicicleta con rumbo a la avenida Alameda.
Fue a la altura del Centro Deportivo Ferrocarrilero, donde policías preventivos que realizaban labores de vigilancia, encontraron a dos jóvenes que pedían ayuda de manera desesperada.
Cuando los oficiales se acercaron a las víctimas, éstos les narraron que momentos antes habían sido asaltados por un hombre que viajaba en bicicleta, el cual tras amagarlos con una pistola los despojó de sus pertenencias, para después darse a la fuga.
Aunque las víctimas proporcionaron a los policías preventivos las características del sospechoso, no se logró ubicarlo a pesar del operativo que se implementó en la zona.
Agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes y por las características del delincuente, no se descarta que se trate del mismo sujeto que en las últimas semanas ha perpetrado varios asaltos al oriente de la ciudad, para después escapar en bicicleta.