Habitantes del municipio de Asientos se quejan de las malas prácticas del Ayuntamiento, que no ha destinado recursos para mejorar las condiciones de las familias, y por el contrario, se aprovecha de sus necesidades; la señora Marisela Ciriza Nava, una de las afectadas, apuntó que el alcalde José Manuel González Mota anunció hace más de un año la construcción de un panteón, del cual varias familias han comprado propiedades, y es fecha que no cuenta ni con el terreno para hacerlo.

“El presidente dijo que iba a vender los lotes a 2,000 pesos, mucha de la gente del pueblo ya ha pagado sus terrenos y fueron a reclamar que quieren ya su espacio, y les dijo que no tiene dinero para comprar el terreno donde se va a hacer el cementerio; pero tampoco responde dónde dejó el dinero, o qué le hizo, a lo que fueron pagando varias personas de los terrenos”, recalcó.

Dijo que igualmente, el pueblo está cansado del poco interés que tiene el alcalde en sacar adelante el municipio de Asientos, porque les ha prometido muchas obras y trabajos de mejora de los espacios públicos, pero está a punto de concluir su administración y no se ven resultados.

“Otra inconformidad es que la plaza principal la destruyó que porque se iba a hacer nueva, pero el trabajo ya se quedó a medias; el alcalde dijo que no se ha terminado porque ya se les acabaron los millones que dieron de la federación. Ahora que fueron las fiestas de la Virgen de Belén en enero, le pedimos que abriera porque no había dónde instalar los juegos y todo lo que implica, y no se pueden llevar a cabo dignamente”, señaló.

La afectada indicó que ante estas y muchas más molestias han acudido con el presidente municipal, ya que exigen que invierta en el municipio, y que les resuelva sus necesidades; enfatizó que la contaminación de la mina les está afectando considerablemente en su salud, y el alcalde no ha buscado la manera de frenar este problema.

“No le estamos pidiendo de su bolsa nada, estamos reclamando nuestros derechos; a principio de año aumentó el agua y el predial sin previo aviso; de agua estábamos pagando 50 pesos, y ahora ya son 60 pesos, de predial son entre 130 y 150 pesos más; como ya es su último año nos está fregando de cualquier manera”, precisó.