Cuando se empieza a hablar de reducir o racionar gastos en oficinas gubernamentales y empresas privadas, los trabajadores entran en una etapa de nerviosismo, al ser un común denominador que se ordene un estudio para determinar cuántos empleos pueden eliminarse.

De esta manera, se asegura, habrá un considerable ahorro que permitirá sortear el vendaval. Una vez cumplida la “poda” reparten la carga de trabajo y a los que se quedan les hacen ver que deben redoblar su esfuerzo si no quieren seguir la misma suerte.

Como en todo alguien rompe la regla y en este caso es el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que durante sexenios ha estado bajo presión para que reduzca la plantilla, sin entenderse que da atención a más de cincuenta millones de registrados, por lo tanto, entre más inscritos tenga, más personal necesita. Es una cuestión lógica que luego se tergiversa cuando surge información sobre el estado financiero, exigiéndose que disminuya la nómina como si con ello se resolviera el problema.

El director general del instituto, José Antonio González Anaya, dio a conocer que en los dos primeros años del actual gobierno disminuyó el déficit financiero a la mitad, por lo que el costo de la nómina representa alrededor de la tercera parte de su presupuesto, no obstante que este rubro llega a ser un gasto importante para las instancias de salud en todo el mundo.

En la explicación que dio destaca que en 2012 el IMSS tuvo un déficit de casi 25 mil millones de pesos de caja, en 2013 y 2014 cerró con un déficit de casi la mitad de esa cifra, lo que demuestra el esfuerzo que se hace en materia de saneamiento financiero.

De manera paralela se trabaja en mejorar la calidad y la calidez del servicio que presta la institución y con miras a que a futuro sea financieramente sostenido.

Asimismo, como ha sido tradicional, el Seguro Social es el mejor termómetro en materia laboral y en este sentido, la creación de empleos está en un proceso de formalización y la apertura de plazas aumenta por arriba del Producto Interno Bruto (PIB), lo que significa un rompimiento con la tendencia de los últimos años. La creación de puestos de trabajo en abril de 2015 fue de 65,117, lo que representó un avance de 9,075 empleos, con relación a igual mes del año pasado.

La labor de saneamiento económico que lleva a cabo el Seguro Social sin adelgazar su plantilla laboral, es una muestra de que cuando se quiere hacer bien las cosas, es posible, labor que se convierte en un modelo para dependencias públicas y el sector privado, que para tapar los hoyos financieros recurren a medidas extremas, las cuales evidentemente son soluciones momentáneas porque el asunto está en otro lado y no en dar de baja a cierto número de empleados.

Para los trabajadores del IMSS es una noticia que les da confianza en el lugar que ocupan, porque aun cuando el Sindicato se ha opuesto a la supresión de plazas, siempre es inquietante que se mencione cada cierto tiempo ese propósito, lo que hoy echa por tierra el director general al manifestar que va por buen camino la depuración de cuentas sin tener que recurrir a dichas acciones.

ALETEA EL ABSTENCIONISMO

Durante las tres semanas que faltan para cerrar las campañas, candidatos y candidatas a una diputación federal tienen que acelerar el paso, si es que en verdad quieren que los ciudadanos acudan a votar, de no hacerlo, serán responsables directos de que predomine la ausencia en las urnas, como ha sucedido tantas veces en las elecciones intermedias.

Aunque es imposible afirmar que eso ocurrirá, se observan señales de ello a partir de la ausencia de planteamientos serios, viables, relacionados con la función que esperan desempeñar. Lo que domina el ambiente son los spots de ataques entre sí y de asegurar que son tan honestos que basta con que ellos lo digan para que se les crea.

Se ha comprobado que la guerra de descalificaciones ensucia la función política y predispone al elector, que se muestra receloso de lo que escucha y está lejos de aceptar lo que dicen. La democracia, entendida como tal, es dar voz y participación al pueblo, de respetar a los demás y saber dar oídos a expresiones disidentes, de otra manera sería esperar que hubiera una sola frecuencia.

Son pocos días los que tienen para imprimir el mayor empuje posible y de cada uno de ellos y ellas dependerá despertar interés. Que tengan presente que para vencer primero hay que convencer y esto se logra en la medida que sepan plantear y defender sus propuestas.

De ninguna manera se trata de descubrir el hilo negro, por lo tanto, deben recordar que las campañas de desprestigio sólo desalientan la participación ciudadana y promueven el voto nulo, además, quien más utiliza caminos sinuosos para tratar de llegar al palacio de San Lázaro no siempre es el que obtiene el voto, inclusive le puede resultar contraproducente, porque el que más golpes de pecho se da y promete todo lo imaginable, se convierte en alguien que no es digno de confianza.

Lo que mejor pueden hacer es fijar una postura sobre los proyectos que tienen, de llegar a la Cámara de Diputados, y reconocer que el único camino que hay para seguir creciendo es vivir en pluralidad social y política, de trabajar para que de las diferencias se alcance la convergencia, es algo que está a su alcance si aceptan el papel que tienen de ser impulsores de la democracia.

Aunque la abstención y el voto nulo es un derecho legítimo de los ciudadanos, es importante que los aspirantes los persuadan de que la mejor vía para lograr los cambios es acudir a votar y que además sean los más firmes vigilantes de que quien llega a la diputación cumpla todo lo que prometió.

AVALARON INICIATIVA

El Congreso de Aguascalientes ratificó la creación del Sistema Nacional Anticorrupción en la sesión que tuvo lugar el 7 de mayo pasado, por lo que se une a los 17 estados que habían cumplido con este propósito para que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión declare su validez constitucional y sea enviada esta semana al titular del Poder Ejecutivo para su promulgación en el Diario Oficial de la Federación.

En este espacio se informó ayer que “otra vez tarde” lo iban a hacer, cuando ya lo habían cumplido, lo que si bien fue un lapsus, se debió a que la Comisión Permanente no tenía registrado el jueves ese acuerdo, que fue cuando se difundió las entidades que lo acreditaron.

En la aprobación de la citada minuta, los diputados locales coincidieron en que el Sistema Nacional Anticorrupción está concebido “como un conjunto de acciones institucionales que cuentan con una instancia de coordinación entre las autoridades de todos los órdenes de gobierno competentes en la prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas y hechos de corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos”.

Intervinieron sobre el tema el diputado Luis Fernando Muñoz López, en representación de la diputación priista-verde ecologista; el diputado Cuauhtémoc Escobedo Tejada, del PRD; y Mario Alberto Álvarez, del PAN; cada uno planteó y defendió la postura de sus respectivos partidos y las razones que tuvieron para confirmar el acuerdo que a nivel nacional hicieron los senadores y diputados federales.