Ejemplar sentencia de 25 años a secuestrador

Plagió a una persona que le iba a vender su motocicleta

Una ejemplar sentencia de 25 años de prisión fue la que recibió un hombre que en abril del 2014 secuestró a una persona que pretendía venderle una motocicleta.
Tras concluir con el proceso penal en su contra, el titular del Juzgado Primero Penal lo encontró culpable del delito de privación ilegal de la libertad, en la modalidad de secuestro exprés y lo sentenció a 25 años de prisión.
El sentenciado es Luis Fernando Márquez Ramos, de 37 años, quien actualmente se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Además, fue sentenciado al pago de $127,542.00 pesos por concepto de multa, y al pago de $24,787.00 pesos por conceptos de reparación del daño moral, gastos de reparación de la motocicleta y por daño psicológico.
Los hechos en los que se vio involucrado el ahora sentenciado ocurrieron en fecha 9 de abril del año 2014.
En ese entonces, la víctima acudió al domicilio de Luis Fernando Márquez Ramos, ubicado en el fraccionamiento Vistas de Oriente, con la intención de venderle una motocicleta.
Una vez que le pidió ingresar a la casa, el ahora sentenciado cerró la puerta con llave y lo amagó con una pistola, obligándolo a que se acostara en el suelo donde lo amarró de pies y manos con cinta canela y cables de plástico. Colocándole también una bolsa de tela en la cabeza que amarró a su cuello.
Posteriormente, Luis Fernando Márquez Ramos comenzó a revisar las pertenencias de la víctima y se apoderó de su tarjeta de débito, exigiéndole el número confidencial.
Una vez que tuvo el número NIP, se trasladó a un cajero automático de donde retiró la cantidad de 5 mil pesos.
Una hora más tarde, el ahora sentenciado le preguntó a su víctima que cuánto dinero le podía dar a cambio de dejarlo en libertad, a lo que el afectado le ofreció $15,000.00 pesos que tenía en otra cuenta bancaria y la motocicleta, pero le indicó que tenían que ir a su casa por los papeles.
Al escuchar lo anterior, Luis Fernando Márquez decidió desamarrar a su víctima y quitarle la bolsa de la cabeza, para después ambos subir a la motocicleta y trasladarse al domicilio del denunciante a recoger supuestamente los papeles de la moto.
Pero cuando circulaban por la avenida Convención sur, el denunciante sujetó de los brazos a Luis Fernando Márquez para quitarle la pistola y después lo sujetó del cuello, lo que provocó que el secuestrador perdiera el control de la motocicleta y ambos cayeran al piso.
En esos momentos pasaba por el lugar una patrulla de la Policía Preventiva, cuyo oficial inicialmente presumió que ambos habían sufrido una caída de la motocicleta, pero cuando detuvo la marcha de la unidad policiaca para ayudarlos, descubrió que se trataba de un secuestro.
Al verse descubierto Luis Fernando Márquez pretendió darse a la fuga corriendo, pero en esos momentos llegaron en apoyo otros policías preventivos y lograron su captura. Además le aseguraron una pistola que resultó ser de diábolos.
El detenido fue trasladado al edificio de la Dirección de Averiguaciones Previas, donde posteriormente el agente del MP lo consignó por el delito de secuestro exprés.