En un taxi de Teocaltiche, fueron localizados los cadáveres desmembrados de cuatro hombres que horas antes habían sido “levantados” y que presuntamente son originarios de Aguascalientes.
El único sobreviviente fue el taxista, que fue localizado atado de pies y manos y con una fuerte crisis nerviosa.
Fue aproximadamente a las 06:00 de la mañana del domingo, cuando un automovilista se percató que a la orilla de la carretera estatal que conduce de Teocaltiche a Nochistlán, Jalisco, se encontraba aparentemente abandonado un taxi marca Nissan Versa, color amarillo con toldo blanco, del municipio de Teocaltiche.
Lo anterior le pareció sospechoso y lo reportó a los servicios de emergencia.
Minutos después, llegaron al lugar de los hechos varias patrullas de la Policía Preventiva de Teocaltiche y de la Fuerza Única Regional de Jalisco.
Cuando revisaron el interior de la unidad, descubrieron al taxista amordazado y amarrado de pies y manos, además de que presentaba una fuerte crisis nerviosa.
Durante el interrogatorio al que fue sometido el taxista, éste señaló que el pasado domingo por la madrugada circulaba por el poblado de Valle de Guadalupe, cuando repentinamente lo interceptaron unas camionetas y vehículos donde viajaban hombres fuertemente armados.
Agregó que dichos sujetos lo obligaron a detenerse y mientras lo pasaban al asiento trasero del taxi, logró percatarse que abrían la cajuela y colocaban varias bolsas de plástico negras.
Señaló que inicialmente presumió que se trataba de un asalto, pero al circular por la carretera que conduce de Teocaltiche a Nochistlán, el vehículo de alquiler se quedó sin gasolina. Esto generó que en ese lugar lo dejaran abandonado.
Asimismo, hizo mención que mientras viajaban en el taxi, los desconocidos le hicieron el comentario que en las bolsas que llevaban en la cajuela, estaban los cadáveres de cuatro hombres, aparentemente originarios de Aguascalientes.
Al momento de revisar la cajuela del vehículo de alquiler, descubrieron varias bolsas de plástico que contenían los cadáveres desemembrados de cuatro personas.
De inmediato se aseguró la escena y se solicitó la presencia de agentes de la Fiscalía General de Jalisco, personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) y del agente del Ministerio Público.
En la cajuela también se localizó una cartulina con un narcomensaje escrito en letras negras, que decía textualmente: “Ciudadanos de Teocaltiche y Villa Hidalgo, el problema no es con ustedes, es contigo y Mario G., junto con tus municipales.
Además, mencionan varios nombres y apodos de personas -aparentemente todos ellos policías preventivos- y hacen alusión que el CJNG ya se encuentra en Teocaltiche y Villa Hidalgo, Jalisco.