Juan Carlos Rodríguez y Gabino Arriaga
Agencia Reforma

MONTERREY, NL 15-Sep .- Cuatro meses después del asesinato de un mando de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), ayer otro jefe policiaco de la Procuraduría de Justicia estatal fue ejecutado.
Armando Amador García, uno de los tres coordinadores de la Unidad de Despliegue Estratégico (UDE), fue cazado por sus atacantes y recibió al menos dos impactos de bala de arma larga.
El ministerial tenía 42 años de edad y era originario de Nuevo Laredo.
Oficialmente, la Procuraduría informó que el agente ingresó en el 2006 a la AEI Agente Ministerial B asignado al UDE.
Sin embargo, otras fuentes señalaron que el agente fue recontratado en la actual gestión del Procurador Roberto Flores en enero de este año luego de haber sido dado de baja en el 2012 por pérdida de confianza, durante la administración del ex Procurador Adrián de la Garza.
En su regreso a la AEI formó parte de la Unidad Antisecuestros y posteriormente fue removido a la UDE.
Los hechos ocurrieron cerca de las 15:24 horas frente a decenas de testigos y de cámaras de video privadas y oficiales, cuando el elemento conducía una camioneta de lujo GMC All Terrain blanca de doble cabina y con placas RJ-55-313 por la Avenida Venustiano Carranza hacia el sur.
Al llegar al cruce con la Avenida Hidalgo, el agente fue baleado por sicarios que viajaban en un auto Accord blanco del que no se dieron a conocer más características.
El elemento recibió dos heridas de bala, una en el lado izquierdo del maxilar inferior y otra en el hombro del mismo lado.
En el sitio los peritos encontraron cuatro impactos de bala en la puerta del lado del conductor, uno de los cuales destrozó el cristal de la ventanilla. No se especificó calibre, pero se dijo que se trataba de armas de alto poder.
Un agente que circulaba por el lugar se percató de los hechos y luego de proteger la zona solicitó el apoyo de sus compañeros.
Amador, según fuentes, iba acompañado por otra persona de la que no se informó si era un civil o un agente ministerial, pero durante la noche otras fuentes aseguraron que viajaba solo.
La ejecución ocurre cuatro meses después de que Carlos Arturo Valle Novelo, coordinador de Análisis de la AEI, también fue ejecutado, el 9 de mayo, en San Pedro.