Víctor Fuentes y Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 17-Oct.- Un juez federal fue ejecutado en Metepec, estado de México, mientras hacía ejercicio al aire libre.
Vicente Bermúdez Zacarías, juez Quinto de Distrito de Amparo y Juicios Civiles Federales en el Estado de México, fue asesinado en un fraccionamiento por un sujeto que lo sorprendió por la espalda y le disparó en la nuca.
El Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis María Aguilar, anunció al inició de la sesión pública de hoy el homicidio, y volvió a condenar el caso al final, exigiendo garantías de seguridad para los jueces y manifestando su solidaridad con los familiares de Bermúdez, de 37 años.
“Los juzgadores federales son personas que dedican su vida, su integridad personal, moral y física, al servicio de impartición de justicia en nuestro país, y se requiere que tengan las condiciones de seguridad y tranquilidad”, dijo Aguilar, visiblemente molesto.
Ayer mismo el Presidente Enrique Peña ordenó a la PGR atraer la investigación.
El impartido de justicia victimado solo tenía tres años como juez de Distrito, y desde marzo de 2016 conocía de amparos contra actos de Procuradurías y jueces penales, tanto federales como locales, entre ellos órdenes de aprehensión y autos de formal prisión.
Las facultades de Bermúdez incluían otorgar suspensiones contra órdenes de captura y autorizaciones de extradición, así como resolver sobre la Constitucionalidad de los actos de los jueces penales, entre ellos los de procesos federales, que llevan los asuntos contra delincuentes de alto perfil presos en el Cefereso del Altiplano.
Actualmente, por ejemplo, Bermúdez conocía de amparos promovidos por Mario Cárdenas Guillén y Miguel Angel Treviño Morales, ex líderes del Cártel del Golfo y de Los Zetas, contra supuestas órdenes de traslado para cambiarlos de penal.
Fuentes judiciales informaron que previamente, Bermúdez laboró en el Juzgado Sexto Especializado en Arraigos, Cateos e Intervención de Comunicaciones Privadas, en la Ciudad de México, donde ordenó el arraigo de Abigael González Valencia “El Cuini”, líder del grupo criminal del mismo nombre detenido en febrero de 2015.
Egresado de la Universidad de Guanajuato fue también secretario en el Primer Tribunal Unitario del Décimo Sexto Circuito, en su estado natal.