Ejecutan a un ex convicto

El crimen ocurrió en Rincón de Romos

José de Jesús López de Lara

El municipio de Rincón de Romos fue escenario de una ejecución el sábado por la mañana.
Dos hombres desconocidos llegaron a una vivienda ubicada en el fraccionamiento La Paz, y en el interior ejecutaron de un balazo en la cabeza a una persona del sexo masculino.
La víctima mortal fue identificada como Aldo Erick “N” “N”, de 35 años.
Esta ejecución que está siendo relacionada con la delincuencia organizada, se registró aproximadamente a las 08:00 de la mañana.
Lo anterior provocó una intensa movilización de policías preventivos de Rincón de Romos, policías estatales y agentes de la Fiscalía General del Estado.
El cadáver de Aldo Erick “N” “N” quedó tirado en la sala de la casa que rentaba desde el mes de abril pasado.
Se implementó un gran despliegue policiaco por toda la zona que abarcó los municipios de Cosío, Pabellón de Arteaga, San José de Gracia y Jesús María, debido a que los sicarios se llevaron un coche propiedad de la víctima.
Sin embargo, no se logró dar con el paradero de los asesinos ni de la unidad automotriz.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena de la ejecución los agentes del Grupo Exterior “Rincón de Romos” y de la Unidad de Homicidios, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de FGE.
Las primeras investigaciones señalan que Aldo Erick “N” “N” tenía poco tiempo de haber salido del CERESO para Varones “Aguascalientes”, por delitos contra la salud.
Apenas en el mes de abril pasado, llegó a rentar la casa donde lo mataron y que se ubica en la calle Armonía del fraccionamiento La Paz, en el municipio de Rincón de Romos.
Según declaraciones de un testigo ocular cuya identidad se omite por razones de seguridad, observó cuando dos hombres llegaron a la casa de Aldo Erick “N” “N”, a bordo de una camioneta Ford Explorer, color café.
Señaló que luego de tocar la puerta, Aldo Erick “N” “N” les abrió y les permitió el acceso.
En determinado momento escuchó una discusión y después un balazo, para enseguida ver a los dos hombres que salían rápidamente de la casa.
Uno de los sicarios abordó la camioneta Ford Explorer, mientras que su cómplice se dirigió hacia donde estaba estacionado un automóvil Honda, color gris oscuro con morado, propiedad de la víctima.
Ambos asesinos escaparon rápidamente, dejando la puerta de la casa abierta.
Cuando el vecino se dirigió a la vivienda, encontró a Aldo Erick “N” “N” tirado en el suelo sobre un impresionante charco de sangre y con un balazo en la cabeza.
Minutos después llegaron policías preventivos de Rincón de Romos y una ambulancia del ISSEA. Cuando paramédicos examinaron a la víctima, descubrieron que ya había muerto.
Cabe destacar que al investigarse la matrícula de circulación que portaba el coche Honda que le fue robado a la víctima, se descubrió que portaba placas sobrepuestas.
En la escena fue asegurado por peritos de la Dirección de Investigación Pericial, un casquillo percutido calibre 9 mm.