José de Jesús López de Lara

Una intensa movilización policiaca se registró este miércoles por la tarde al sur de la ciudad, entre los límites de Aguascalientes y Jalisco, después de que un joven fuera ejecutado a balazos en el municipio de Encarnación de Díaz.
Debido a que se reportaba que los sicarios habían escapado hacia Aguascalientes y uno de ellos iba herido de bala, de inmediato la Policía Estatal procedió a reforzar la seguridad al sur de la ciudad, para interceptar a los sospechosos en caso de ser detectados.
Sin embargo, hasta anoche los asesinos no habían sido ubicados, por lo que los operativos de búsqueda continuaban en territorio de Jalisco.
Fue aproximadamente a las 5:00 de la tarde del miércoles, cuando se reportó que en la calle 26 de Abril de la colonia Altavista, en el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco, se había registrado una ejecución.
De inmediato se trasladaron al lugar varios policías preventivos de Encarnación de Díaz y efectivos de la Policía Estatal, además de agentes investigadores de la Fiscalía General de Jalisco de la Zona Altos Norte.
Tirado casi frente a su casa, fue ubicado el cadáver de un joven identificado como Benjamín “N” “N”, alias “El 13”, de 24 años, que presentaba impactos de bala.
De acuerdo a la versión de testigos, el joven baleado se encontraba sobre la banqueta platicando con otra persona del sexo masculino, casi frente a su domicilio ubicado en la calle 26 de Abril.
En ese momento fueron interceptados por un vehículo sedán, en el que viajaban tres sicarios que portaban armas cortas. Uno de ellos comenzó a disparar contra los jóvenes. Benjamín “N” “N”, recibió tres impactos de bala.
Al percatarse de la agresión, el compañero de Benjamín “N” “N”, alias “El 13”, sacó de entre sus ropas una pistola calibre 380 y repelió la agresión, logrando herir a uno de los sicarios quienes de inmediato se dieron a la fuga con rumbo desconocido.
Cuando llegaron paramédicos de la Cruz Roja de Encarnación de Díaz, Jalisco, detectaron que la víctima ya había muerto.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena del crimen el agente del Ministerio Público y personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJSF), quien se encargó del levantamiento del cadáver.
Debido a que se reportó que los sicarios habían escapado con rumbo a Aguascalientes, de inmediato policías estatales se trasladaron hasta los límites de Jalisco, donde se colocaron retenes y se revisaron vehículos sospechosos, pero no se logró dar con el paradero de los sospechosos.
Asimismo, efectivos de la Policía Estatal Preventiva y de la Fiscalía General del Estado de Jalisco, llevaron a cabo operativos que se extendieron a los municipios de San Juan de los Lagos y Lagos de Moreno, pero tampoco se logró ubicar a los asesinos.