Echan los perros a policías preventivos

Fueron atacados por habitantes del fraccionamiento Rodolfo Landeros

Heriberto Alcalá Guerrero

Rijosos del fraccionamiento Landeros Gallegos atacaron a policías preventivos con el fin de “rescatar” a cuatro menores detenidos por prender fuego en lote baldío y causar disturbio.
Uno de los agresores sacó de su casa dos perros y los azuzó contra los oficiales; uno de los animales saltó sobre un preventivo y le asestó la mordida en el chaleco balístico. Antes de que el perro atacara nuevamente le disparó con su arma de cargo.
Los policías fueron agredidos con piedras pero al final controlaron la situación. Además de los cuatro menores incendiarios, también arrestaron a dos adultos.
De acuerdo a la información proporcionada, los preventivos recibieron el reporte de que había incendio en un lote baldío ubicado en las calles Paz Romo de Vivar y avenida Poliducto, en el mencionado sector. Uno de los vecinos estaba sumamente preocupado porque su casa está construida con láminas de asbesto.
Cuando llegaron al lugar, los uniformados observaron que en el lote también estaban cuatro menores provocando disturbio. Ellos fueron los que prendieron el fuego. Dizque era una fogata.
Por la falta administrativa se procedió al arresto de los menores. Parecía que no habría mayores consecuencias pero de súbito llegó molesto sujeto. Insultó a los oficiales y les aclaró que uno de los detenidos era su hijo, exigiendo que lo liberaran.
En la calle Paz Romo de Vivar y 18 de Marzo, el sujeto se paró frente a la patrulla e impidió que circulara. Debido al escándalo que protagonizaba el acusado, empezaron a salir de sus casas varias personas. Y sin averiguar qué estaba sucediendo, todos lanzaron piedras hacia los policías y la patrulla.
Luego, el rijoso ingresó a su vivienda pero no con el fin de apaciguarse. Fue por sus dos perros pitbull y volvió a la calle. Entonces los incitó y les ordenó atacar a los preventivos. Como ya se mencionó, uno de los perros obedeció la orden y saltó hacia un policía. Lo salvó el chaleco anti-balas. Sacó su arma, disparó e inmovilizó al perro.
Finalmente, la policía puso orden. Arrestaron al dueño de los perros, identificado como Gonzalo, y a otro sujeto que lo acompañaba. Los seis detenidos fueron trasladados a la Dirección de Justicia Municipal.