Duplica rendimiento nueva variedad de durazno

Nueva variedad de durazno obtenida por el campo experimental de INIFAP en Pabellón de Arteaga, duplica el rendimiento de la cosecha del fruto al pasar de una producción de 10.8 toneladas por hectárea a las 20 toneladas por hectárea.
La variedad San Carlos, desarrollada por el investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestal, Agrícola, y Pecuaria, Francisco Gutiérrez Acosta, posee alto potencial productivo y mantiene la calidad de fruto.
El especialista refiere que la producción del durazno presenta una compleja problemática, debido a sus características del material genético, a las condiciones climatológicas y al manejo del huerto.
Dentro del análisis para el cultivo de duraznos en Aguascalientes se advierte que la producción promedio es baja con un rendimiento de 10.8 toneladas por hectárea, debido a que los árboles de durazno en la mayoría de las plantaciones comerciales provienen de hueso, lo cual determina que sean heterogéneas en la época de floración, brotación, maduración, vigor, cantidad y calidad del fruto.
Dentro de las bondades de esta variedad, se resalta que adicionalmente al potencial de producción bajo el esquema de riego, se obtienen duraznos de mayor tamaño, con color amarillo, pulpa más firme, y hueso pegado.
Gutiérrez Acosta destaca dentro de su proyecto que el fruto se ubica en la época de cosecha de la segunda quincena de julio, con la madurez para su cosecha de 157 a 163 días después de la floración, con los atributos que posee el durazno de Aguascalientes entre la preferencia en el mercado nacional.