En las instalaciones de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, se llevó a cabo la destrucción de dos máquinas tragamonedas, un pasaporte mexicano apócrifo y la quema de diferentes drogas.
Este evento fue encabezado por un representante del Órgano Interno de Control de la PGR, un agente del Ministerio Público de la Federación y agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).
En total fueron incinerados 7 kilos, 415 gramos y 698 miligramos de marihuana; 4 mil 990 pastillas de MDA, 2 kilos 065 gramos de clorhidrato de metanfetamina; 44 gramos y 813 miligramos de clorhidrato de cocaína.
Asimismo, 23 gramos 859 miligramos de lactosa y clorhidrato de cocaína; un gramo 900 miligramos de metanfetamina; siete cápsulas de Clobenzorex; 13 tabletas de Clonazepam y dos cápsulas de clorhidrato de clobenzorez.
La quema de los estupefacientes fue instruida por la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en cumplimiento a lo dispuesto en el Calendario Nacional de Incineración de Narcóticos.
Tanto las drogas como las dos máquinas tragamonedas y el pasaporte mexicano falso, fueron producto de la implementación de diversas estrategias de seguridad, entre ellas, operativos y recorridos de vigilancia realizados en Aguascalientes, por parte de policías preventivos, policías estatales, agentes ministeriales, agentes de la AIC y de elementos de la Policía Federal, así como de personal del Ejército Mexicano adscrito a la XIV Zona Militar.

SENTENCIA
El titular del Juzgado Primero de Distrito con sede en Aguascalientes, sentenció a 3 años de prisión y al pago de una multa económica de 50 días, a una persona del sexo masculino que fue encontrada culpable del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.
La Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR informó que la sentencia condenatoria se determinó en base a las pruebas aportadas por el agente del Ministerio Público de la Federación, durante la consignación de la averiguación previa.
El ahora sentenciado fue detenido por policías estatales, durante un recorrido de vigilancia por calles de la colonia Fátima.
Al ser sometido a una revisión de rutina, le encontraron una pistola calibre .45 mm. fajada a la cintura.