Julio Velarde Vázquez, jefe de Servicios Administrativos en la delegación IMSS, informó sobre la compra de equipo médico de última tecnología para equipar las áreas de quirófanos, salas de urgencias, pisos de hospitalización, consultorios e imagenología, en beneficio directo de los pacientes que ingresan a estas áreas.
Señaló que se invirtieron 4.3 millones de pesos en este equipamiento, el cual permitirá una mayor precisión en los estudios de diagnóstico y en la capacidad de respuesta en cirugías, atención de urgencias y servicios de especialidad que se brindan en unidades y hospitales; añadió que entre las compras se incluyen unidades de anestesia, dentales, ultrasonidos, carros rojos de reanimación, lámparas quirúrgicas, equipo de electrocirugía, radiología portátil, ventilador volumétrico, lámparas de examinación, mesas de exploración e instrumental, estuches de diagnóstico, fonodetectores portátiles, laringoscopios y cardiotocógrafos, entre otros.
Por su parte, Alfonso Martínez Hernández, jefe de Prestaciones Médicas del IMSS, consideró que esta inversión se traducirá de inmediato en una mayor seguridad para el paciente, pues son instrumentos que permiten salvar vidas, realizar estudios in situ, y responder a las exigencias propias de los procedimientos quirúrgicos.
Al respecto, consideró: “podemos practicar labores de reanimación cardiaca y respiratoria en cualquier lugar. También podemos realizar estudios de Rayos X directamente en la cama del paciente. Modernizamos los equipos de estomatología y en general, contamos con equipo médico que hace más segura y más cómoda la experiencia de atención para el paciente”.
Ambos funcionarios coincidieron en que la reciente adquisición de equipo médico permite mejorar la calidad y eficiencia de los servicios que presta el IMSS, por lo que en 2016 podría realizarse una nueva compra, similar a la presente.