Dos presuntos narcomenudistas fueron detenidos por la Policía Estatal. En la colonia Insurgentes cayó vendedor de psicotrópicas; en Calvillo, otro distribuidor de cristal.
Referente al primer caso, la dependencia estatal dio a conocer que los oficiales efectuaban recorrido de vigilancia sobre las calles Mariano Azuela y Doroteo Arango en la mencionada colonia.
En determinado momento detectaron a sujeto sospechoso. El mismo se hizo notar porque al encontrarse de frente con las patrullas, dio media vuelta e intentó escapar. De inmediato le cerraron el paso y al someterlo a revisión preventiva entre sus prendas le encontraron,  en la bolsa delantera derecha del pantalón, un frasco color blanco con la leyenda Clonazepam. Contenía 26 comprimidos. Obvio, no pudo justificar la legal posesión de las pastas y fue enviado a la delegación local de la PGR.
Sobre el asunto de Calvillo, los estatales circulaban por la calle Alameda en la comunidad La Panadera. Justo en ese instante observaron a un sujeto que, al percatarse de la presencia policial, intentó evadirlos.
Procedieron a detener a David, de 28 años de edad. Le aseguraron tres gramos de piedra granulada. Es decir, “cristal”. También fue turnado ante la autoridad que corresponde.