José de Jesús López de Lara

En las últimas horas se consumaron dos suicidios en Aguascalientes.
Aproximadamente a las 16:30 horas, un hombre identificado como Miguel Ángel Sierra de la Cruz, de 27 años, se ahorcó en el interior de la recámara de su domicilio ubicado en la calle Sassari, en el fraccionamiento Paseos de San Antonio.
Fue su mamá María Guadalupe “N” “N”, de 50 años, quien hizo el macabro hallazgo.
Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos y la ambulancia ECO-342 del ISSEA, así como agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que Miguel Ángel Sierra de la Cruz era adicto a las drogas y a raíz de lo anterior, ya sufría delirios de persecución.
A veces tardaba hasta dos días sin salir de su habitación, debido a que decía que lo querían matar. Hace 15 días abandonó un centro de rehabilitación para drogadictos donde había sido recluido.
Debido a que su familia no había encontrado mejoría, determinaron volverlo a ingresar al centro de rehabilitación por otro periodo de tiempo.
Sin embargo, cuando su mamá fue a buscarlo a su recámara para llevarlo al centro de rehabilitación, lo encontró ahorcado.

SE SUICIDA JOVENCITO EN SAN JOSÉ DE GRACIA
Previamente, a las 08:50 de la mañana, fue encontrado ahorcado otro jovencito identificado como Jerry “N” “N”, de 17 años.
Los trágicos hechos ocurrieron en su domicilio ubicado en la calle Juan Domínguez, en la Zona Centro del municipio de San José de Gracia.
El jovencito se ahorcó con un lazo que amarró a unas varillas. Para ello, primero subió a una escalera de aluminio y luego se dejó caer y consumar así su muerte.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías preventivos de San José de Gracia y una ambulancia del ISSEA, así como agentes del Grupo Exterior “Pabellón de Arteaga”, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
Se desconocían las causas por las cuales el joven, que era hijo único, se quitó la vida, ya que por versión de sus familiares, no era adicto a ninguna droga ni tampoco a las bebidas alcohólicas; tanto su papá como su mamá trabajan.
Indicaron que en ningún momento mostró síntomas de depresión y se veía muy alegre. Actualmente, ayudaba en una funeraria donde su papá es socio.