José de Jesús López de Lara

Uno se quitó la vida disparándose

De un balazo en la cabeza un hombre se suicidó el jueves por la mañana en el interior de una vivienda ubicada en el fraccionamiento Solidaridad II.
El hallazgo lo hizo uno de sus amigos, después de recibir una llamada de la víctima para avisarle que se sentía mal y que ya no lo soportaba, para después colgar el teléfono.
El suicida fue identificado como Héctor Ricardo, de 44 años.
Los trágicos hechos se registraron el jueves por la mañana, en una vivienda ubicada en la calle Atotonitlán, en el fraccionamiento Solidaridad II.
Una llamada al Servicio de Emergencias 911, alertaba que en la dirección señalada líneas arriba, un hombre se había dado un balazo en la cabeza.
De inmediato se trasladaron policías estatales y policías preventivos del Destacamento “Morelos” de la SSPM, quienes al llegar encontraron la puerta principal abierta. Al ingresar a la vivienda, encontraron a un hombre tirado en el suelo y con sangre en la cabeza. Asimismo, a un costado del cuerpo, fue ubicada una pistola.
Momentos después llegó la ambulancia UE-13 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, cuyos paramédicos al momento de revisar a la víctima, detectaron que ya había fallecido, por lo que se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado.
Poco más tarde, arribaron a la escena del suicidio a realizar las investigaciones correspondientes, los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Al entrevistarse a un amigo de la víctima, de nombre Luis Alberto, señaló que su amigo Héctor Ricardo le habló por teléfono para comentarle que se sentía mal y que ya no lo podía soportar.
Agregó que al escuchar a su amigo muy desesperado, trató de preguntarle el motivo pero Héctor Ricardo colgó el teléfono.
Debido a ello, Luis Alberto le pidió a un amigo que lo acompañara y a bordo de una motocicleta se trasladaron a la calle Atotonitlán, en el fraccionamiento Solidaridad II.
Al ingresar a la vivienda encontraron a Héctor Ricardo tirado en el suelo sobre un charco de sangre que tenía a la altura de la cabeza, así como una pistola sobre su cuerpo.
Agregaron que al tratar de ayudarlo manipularon la escena, pero al observar que su amigo no respondía, fue que llamaron a los servicios de emergencia.

Y el otro lo hizo ahorcándose

Por causas hasta el momento desconocidas, otro joven se suicidó ayer por la tarde, en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Santa Anita 1ª Sección.
Fue el papá del joven quien lo encontró ahorcado en las escaleras de la vivienda.
El hombre por la impotencia de ver muerto a su hijo, se puso muy agresivo y no permitía la intervención de elementos policiacos, hasta que finalmente fue tranquilizado.
La tragedia se registró el jueves aproximadamente a las 20:00 horas, en una vivienda ubicada en la avenida Parque Vía Oriente, en el fraccionamiento Santa Anita 1ª Sección.
La persona que se ahorcó fue un joven identificado como Carlos Iván, de apenas 28 años. Utilizó un lazo que amarró a la estructura de la escalera que conduce a la planta alta de su domicilio.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías estatales y policías preventivos municipales de Aguascalientes, así como la ambulancia ECO-339 del ISSEA, cuyos paramédicos certificaron la muerte de este joven.
Más tarde, se presentaron a realizar las diligencias correspondientes el agente del Ministerio Público adscrito a Hospitales, peritos criminalistas de la Dirección de Investigación Pericial y agentes del Grupo Homicidios de la PME.
Se estableció que fue el papá de Carlos Iván el que hizo el macabro hallazgo. Al llegar al domicilio, encontró a su hijo ahorcado en las escaleras.
El joven se dedicaba a la venta de queso y aparentemente no tenía ningún tipo de problemas, por lo que se desconocían los motivos que lo orillaron a tomar la fatal decisión.