Debido a problemas sentimentales con su esposa, un joven que había acudido a divertirse al perímetro de la Feria Nacional de San Marcos, pretendió suicidarse y se arrojó desde lo alto al puente a desnivel ubicado en la avenida López Mateos Oriente.

Quien resultó gravemente herido es Ernesto Hernández Díaz, de 26 años, quien se arrojó desde una altura de más de 8 metros y al caer sobre el asfalto se provocó graves lesiones que lo mantienen al borde de la muerte.

Los hechos ocurrieron el domingo en la madrugada, cuando Ernesto Hernández Díaz se encontraba en el perímetro ferial en compañía de varios amigos divirtiéndose e ingiriendo bebidas alcohólicas.

Pero debido al estado de ebriedad en que ya se encontraba, repentinamente se dirigió al paso a desnivel ubicado en la avenida López Mateos Poniente y cruce con la calle Pedro de Alba, desde donde se arrojó al vacío con la intención de suicidarse.

Sus amigos que le acompañaban, al ver lo sucedido fueron a ayudarlo.

Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos y policías viales, así como una ambulancia de Bomberos Municipales, a bordo de la cual el frustrado suicida fue trasladado a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS.

OTRO INTENTO DE SUICIDIO EN EL PARIÁN

Un hombre originario de la ciudad de Irapuato, Guanajuato provocó una gran movilización de los cuerpos de rescate, al pretender arrojarse desde la azotea del Centro Comercial “El Parián” con la finalidad de suicidarse.

El frustrado suicida fue identificado como José Antonio Hernández Hernández, de 40 años, originario de la ciudad de Irapuato, Guanajuato.

Todo inició a las 21:20 horas, cuando la oficial de la Policía Comercial de nombre Nadia Chris Ochoa Espinoza, se encontraba asignada a la vigilancia en el Centro Comercial “El Parián” ubicado en plena zona Centro de la ciudad.

En determinado momento, se percató que en la azotea se encontraba un hombre desconocido.

Cuando dicho sujeto vio a la oficial comenzó a gritar que se retirara ya que pretendía suicidarse.

La agente de la Policía Comercial solicitó refuerzos y momentos después llegó el policía preventivo Francisco Macías Carreón, de Grupo Ciclopolicías.

Cabe destacar, que en determinado momento José Antonio Hernández dañó la tubería del gas estacionario, lo que provocó una fuga.

Por lo anterior se solicitó también la presencia de Bomberos Municipales y personal de Protección Civil Municipal.

De igual forma llegaron motocicletas de Tránsito Municipal, que optaron por cerrar la circulación vehicular de la calle Rivero y Gutiérrez y esquina con la calle 5 de Mayo, así como la calle Morelos.

Fue hasta las 00:05 horas, cuando el oficial Francisco Macías Carreón logró convencer al hombre para que desistiera de su intento de arrojarse de la azotea del centro comercial.

Una vez que lograron bajarlo, el paciente fue entregado a paramédicos de la unidad UE-42 del Grupo Motorizado “Centinela” para recibir atención médica.

Al lugar de los hechos también llegaron los Bomberos Municipales en la unidad UE-21 y UE-28, así como personal de Protección Civil en la unidad UE-47, quienes controlaron la fuga de gas.