Dos hogares inundados

El agua subió y provocó temor y daños materiales

Dos familias de la comunidad denominada Valladolid, en Jesús María, vivieron noche de pesadilla porque la lluvia les inundó sus hogares. Hasta 15 centímetros subió el nivel del agua.
La respuesta del H. Cuerpo Municipal del conurbado municipio, fue inmediata. Desde las diez de la noche hasta la dos de la madrugada, los bomberos trabajaron ininterrumpidamente en labores de rescate y el drenado del agua. Por supuesto que privaron situaciones de peligro pero, dentro de lo que cabe, afortunadamente no hubo personas lesionadas ni fallecidas.
La mayor intensidad se dio en los primeros minutos del pasado sábado. De acuerdo a datos proporcionados, la tormenta empezó a arreciar alrededor de las 22.00 horas, aún del viernes.
Conforme caía la precipitación pluvial, en dos viviendas ubicadas en la comunidad de Valladolid empezaron los problemas de inundación. Ambas familias, conscientes de que ya no podían frenar la corriente del agua y de que no sólo peligraban las pertenencias materiales sino también su integridad física, optaron por llamar al Cuerpo Municipal de Bomberos de Jesús María.
El llamado de emergencia pronto fue atendido. Los bomberos arribaron al lugar de los hechos y como acción prioritario procedieron al oportuno desalojo de los moradores, a zona fuera de peligro. Acto seguido revisaron el interior de las viviendas y se percataron de que el nivel del agua ya había alcanzado los 15 centímetros, aproximadamente. Varios objetos ya flotaban.
Ante la seria amenaza de que el nivel aumentara y que fuesen mayores los daños, empezaron a drenar el agua y a bloquear las áreas por donde ingresaba la corriente. No fue tarea fácil. Tan es así que fue necesario trabajar literalmente contra corriente, durante varias horas.
Los minutos transcurrían, luego, las horas. La lluvia no cesaba y la crecida, tampoco. Finalmente, alrededor de las 02:00 horas del sábado los bomberos lograron controlar la emergencia. La amenaza de daños cuantiosos se redujo al mínimo. Valga reiterar que los moradores resultaron ilesos. Estaban bien de salud excepto por la terrible impresión de ver cómo sus casas empezaban a inundarse.
Ha sido la primera incidencia reportada en este periodo pluvial. El Cuerpo de Bomberos de Jesús María está en alerta las 24 horas del día, ya que en este municipio son recurrentes las inundaciones en zonas pobladas.
Por último se informó que el resto del fin de semana transcurrió en relativa calma. Sábado y domingo no se presentaron emergencias. Cabe agregar que los bomberos estatales también mantienen permanente comunicación con Jesús María, para brindar apoyo en cuanto sea requerido.