Heriberto Alcalá Guerrero

La zona de la ciudad fue escenario de dos violentos robos. En el primero de los casos obtuvieron $600 mil pesos en efectivo. Siguieron a los afectados al salir del banco y antes de que ingresaran a una empresa fueron atracados.
En hecho aparte, sujetos desconocidos propinaron salvaje golpiza a un sexagenario y lo despojaron de $120 mil pesos.
La reacción policial no culminó con resultados positivos.
En más detalles sobre el asalto de mayor monto, dos empleados de la empresa afectada arribaron a una sucursal bancaria situada en conocido centro comercial, ubicado en la salida a Zacatecas.
Efectuaron el retiro de 600 mil pesos en efectivo. En ningún momento lo percibieron pero antes de salir, se presume que ya estaban en la mira de los hampones. Así operan. Eligen a sus víctimas porque se dan cuenta del dinero que retiran. Dentro de lo que cabe, van a lo seguro. No actúan al azar.
Ambos ofendidos salieron del edificio, abordaron vehículo y enfilaron hacia al empresa ubicada en la calle Sierra del Humo, en el fraccionamiento Bosques del Prado. En todo el trayecto pero a cierta distancia, fueron seguidos por los asaltantes.
Llegaron al destino y cuando ya caminaban hacia la puerta, repentinamente fueron interceptados por dos sujetos que portaban armas de fuego. Uno de ellos se apoderó del efectivo y se alejaron corriendo.
Luego de sufrir el relampagueante atraco, los afectados dieron parte al servicio de emergencia. Varias patrullas intentaron ubicar y detener a los ladrones. No fue posible.
En el otro hecho, el ofendido es un ciudadano de 60 años de edad. Se trasladó al Centro Comercial Agropecuario y tras estacionar su vehículo, empezó a caminar sobre la avenida Independencia. Iba hacia una de las bodegas pero no llegó.
A la altura de la calle Tepezalá, de súbito tres sujetos le cerraron el paso. Sin mediar palabra alguna empezaron a golpearlo inmisericordes, hasta dejarlo semi-noqueado. Luego, ya sin encontrar resistencia lo despojaron de 120 mil pesos en efectivo que portaba. Emprendieron la fuga dejando tras de sí al golpeado sexagenario.
Como pudo, logró ponerse en pie. Empezó a buscar ayuda y dio aviso a la policía. El operativo tampoco arrojó novedades a favor.