José de Jesús López de Lara

Una impresionante movilización policiaca provocaron la tarde del lunes dos peligrosos delincuentes, tras un fallido asalto a una residencia ubicada en el fraccionamiento El Dorado.
En su intento por escapar, los hampones robaron a punta de pistola una camioneta que pasaba por el lugar, misma que fue encontrada abandonada más tarde.
Los violentos hechos se registraron el lunes aproximadamente a las 13:45 horas.
Un hombre de 47 años, salía de su casa ubicada en la calle Dr. Ramírez Valdez del fraccionamiento El Dorado.
Cuando se disponía a abordar su camioneta Chevrolet Avalanche, color arena y placas de circulación de Aguascalientes, fue interceptado por dos delincuentes de entre 30 y 35 años, y tipo de fuereño.
Los sujetos lo amagaron con pistolas tipo escuadra y una vez que lo sometieron, lo obligaron a ingresar a su casa.
Mientras uno de los delincuentes se dirigía a las habitaciones para apoderarse de dinero, joyas y aparatos electrónicos, su cómplice se quedó en el área de la cochera con la víctima, a quien le apuntaba con la pistola para que no opusiera resistencia.
En ese momento, la víctima aprovechó un descuido de su agresor y trató de quitarle el arma de fuego, por lo que comenzaron a forcejear algunos momentos. El cómplice al escuchar el escándalo que se originaba en la cochera, salió de la casa para ayudar a su amigo.
Entre los dos trataron de someter nuevamente al propietario de la vivienda, pero ante los gritos desesperados de ayuda, los dos asaltantes se asustaron y optaron por abortar el robo con violencia.
Los sospechosos salieron corriendo a la calle y en esos momentos observaron que pasaba una camioneta Nissan pick up, color blanco, con placas de circulación de Aguascalientes, que era conducida por un hombre identificado como Pedro.
Los asaltantes amagaron con las pistolas al conductor y lo despojaron de la camioneta, para escapar por la calle Dr. González Medina y con dirección a la avenida Las Américas.
Sin embargo, los hampones se encontraron con bastante tráfico, por lo que decidieron dejar abandonada la camioneta frente a las instalaciones de la Cruz Roja, para escapar corriendo con rumbo desconocido.
Al lugar del doble asalto llegaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes”, policías estatales y agentes de la Fiscalía General del Estado.
Momentos después encontraron abandonada la camioneta Nissan pick up, pero de los dos fugitivos no se logró ubicarlos.
Agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME acudieron al lugar de los hechos, a fin de iniciar con las investigaciones correspondientes.