CIUDAD DE MÉXICO.- El duelo de hoy ante Cruz Azul, es un ganar o morir para Dorados.

Ya no hay otra fórmula que pueda detener la caída del Gran Pez al Ascenso MX, ya gastó casi todas sus ecuaciones para evitar la quema. Para la Jornada 13, la que podría marcar su adiós de la Primera División, el calendario le pone enfrente a una Máquina herida.

El equipo que dirige José Guadalupe Cruz saldrá al Estadio Banorte con una única misión para mantener su sitio, al menos, por una semana más; derrotar al conjunto celeste, la mala para Dorados es que Cruz Azul llega al duelo con el orgullo herido luego de la eliminación en la Semifinal de Copa MX ante Necaxa.

Tomás Boy y compañía quieren demostrar que la caída ante los Rayos fue cosa de un “mal día” y mandar a los de Sinaloa de vuelta al ascenso con tal de enmendar el error.

“Es lamentable la situación en la que se encuentra Dorados, pero uno va a hacer su trabajo, nosotros como profesionales vamos a ver los intereses del club. Es lamentable que nosotros podríamos ser los que le den el último empujón al descenso, pero así es esto, vamos hacer nuestro trabajo.

“Hay que darle la vuelta a la página, ahora hay que ponernos las pilas en la Liga, vamos a tratar de rectificar el camino y sacar esos tres puntos”, comentó Jesús Corona, portero de Cruz Azul.