Enrique Ávila
Agencia Reforma

A unos kilómetros de la fábrica de donde nace (en Tecate) y enmarcada por extensas áreas de viñedos, fue donde pudimos poner a prueba uno de los recientes lanzamientos de Toyota, se trata de la Tacoma 4×4 2016.
No es un cambio de generación, ni tampoco un simple facelift, más bien podría considerarse una actualización del modelo conservando sus mejores atributos y mejorando todo aquello que le permite evolucionar y mantenerse como un atractivo producto en el mercado.
Toyota tiene una amplia trayectoria en la construcción de vehículos multipropósito, basta mencionar que a inicios de los 50 arranca con las primeras FJ. En 1995 nace la Tacoma, como un producto pensado principalmente en el mercado norteamericano donde las actividades incluyen camping, cacería, en sí todo lo que es aventura.
En 2005 tiene su primer cambio de generación, momento en que se introduce a México en versión 4×2, siendo 2009 cuando se lanza la 4×4 al darse un leve rediseño del modelo.
Tacoma es sin duda un líder en el segmento de pickups compactas, siendo vendidas desde su creación más de 3 millones de unidades, de las que actualmente se estima que el 75 por ciento siguen funcionando, lo que habla de su confiabilidad y durabilidad.
El legado Toyota Racing Development (TRD) también se ve ampliamente reflejado en Tacoma 2016, pues ofrece destacados ángulos de entrada y salida (29 y 23.5 grados, respectivamente) y altura mínima al piso de 238 mm.
Su sistema 4WD Part-Time (4×4) aporta una máxima tracción en situaciones fuera del camino y brinda una gran asistencia sobre superficies de baja adherencia, facilitando el manejo sobre terrenos difíciles.
También está equipada con un sistema Shift on the fly que permite cambiar de modalidad 2H a 4H sin necesidad de detenerse (en movimiento hasta 100 Km/h).
Además destaca por su caja de transferencia con reductora (en versiones 4×4), que multiplica el torque 2.57 veces para entregar la mayor fuerza a las ruedas, y un motor totalmente nuevo que ofrece un máximo nivel de desempeño con un mejorado rendimiento de combustible.
La transmisión de la nueva Tacoma 2016 es más confortable, lo que hace de su manejo una experiencia más disfrutable en viajes largos y al mismo tiempo ofrece una mayor multiplicación de torque, para tener una superior capacidad de arrastre. Su dirección ofrece un mayor control y resistencia para sortear todo tipo de caminos.
Además, incorpora cambios importantes en los amortiguadores y elementos elásticos (resortes y muelles), así como en los soportes de la barra estabilizadora delantera para mejorar el comportamiento dinámico y control para un desempeño más deportivo.
La Tacoma 2016 reduce un 12 por ciento su coeficiente aerodinámico, con lo que mejora el rendimiento de combustible y aminora los sonidos por la turbulencia del aire, haciendo más eficiente y confortable su conducción.
Ahora su cabina es mucho más silenciosa, ya que se mejoraron y reforzaron los sellos, se incluyó un parabrisas acústico multi-capa y un techo con capacidad de absorción sonora. El piso tiene cojinetes que sirven para disminuir el ruido del camino.
Pudimos someter a la Tacoma a exigentes pruebas fuera del camino subiendo y bajando por lomas muy inclinadas y con terracerías muy sueltas, y gracias a sus capacidades todoterreno, así como a la orientación de los especialistas de Bosco´s Camp, pudimos vencer con facilidad todos los retos 4×4 que se nos fueron presentando.