CIUDAD DE MÉXICO 3-Sep .- Porsche confirmó su dominio en la LMP1, la categoría estelar del Campeonato Mundial de Resistencia -WEC, por su sigla e inglés-.

La escudería alemana dejó en claro que es uno de los firmes candidatos a quedarse con el título del serial este año al proclamarse campeón de las 6 Horas de México.

El equipo conformado por el australiano Mark Webber, el alemán Timo Bernhard y juvenil neozelandés, de apenas 16 años, Brendon Hartley, se impuso en 6 horas, 1 minuto y 43.702 segundos luego de completar 230 vueltas al trazado del Autódromo Hermanos Rodríguez, sede de la quinta fecha del serial.

Aunque la primera mitad de la carrera resultó un auténtico mano a mano entre el auto número 1 de Porsche y el 8 de Audi, comandado por la tripleta de Lucas Di Grassi, Loic Duval y Oliver Jarvis, la lluvia que apareció tras la mitad de la carrera les jugó en contra a éstos últimos.

Un derrape le causó una seria avería al eje de su auto, el cual tuvo que ser llevado a los pits y, a pesar del gran trabajo de los mecánicos, perdieron valiosos minutos y la posibilidad de pelear el podio.

Ante este incidente, el auto número 7, también de Audi, con Marcel Fassler y André Lotterer al volante, tomó el segundo sitio, posición en la que cruzó la meta con un tiempo de 6h 01’45″144, justo por delante del número 6 del equipo Toyota Gazoo Racing, que terminó en el tercer peldaño, con 6h 01’53″411.

Con esta victoria, el equipo Porsche tomó una amplia ventaja en el Campeonato Mundial de Constructores, pues luego de cinco fechas en el serial, la firma alemana ya acumula 201 puntos, y se aleja de Audi, su más cercano perseguidor, quien hasta ahora suma 158 unidades.