Dos motivos para festejar son los que tuvo la familia Magdaleno al celebrarse el cumpleaños número once de Ricardo Magdaleno Santos y la despedida de viaje de Andrés Magdaleno Márquez.
La cita fue en el domicilio particular de dicha familia, donde los festejados dieron la bienvenida a sus seres queridos, quienes los acompañaron durante varias horas de la tarde, disfrutando el cálido festejo que se prolongó por varias horas hasta caer la noche.
Excelentes anfitriones fueron los señores, Ing. Ricardo Magdaleno Rodríguez y su esposa, Tita Márquez de Magdaleno, quienes prepararon todo lo necesario para la celebración.
Cabe destacar que Andrés fue despedido, pues en breve emprenderá un anhelado viaje de estudios al extranjero, gracias al intercambio del club Rotario.

Compartir
Artículo anteriorReviven buenos momentos
Artículo siguienteBuen viaje