CIUDAD DE MÉXICO.- El descenso quemó a unos Dorados que ya sufren los estragos económicos de no estar en la Liga MX.

Los jugadores del conjunto sinaloense lucharon en los últimos meses por mantener al equipo en Primera pese a que la directiva tenía adeudos con ellos.

A la gran mayoría de los futbolistas le deben mes y medio de sueldo, y a unos cuantos hasta dos meses, le contó a CANCHA una fuente cercana al club.

Sólo que la tormenta parece no terminará pronto.

Además de soportar el dolor por perder la categoría, luego de la derrota 5-2 ante Tigres el sábado en el Estadio Universitario, los integrantes del Gran Pez temen que la directiva no les pague el resto del contrato.

De hecho, esperan recibir si acaso el sueldo de un mes más, abril.

Pero no sólo los elementos del primer equipo han tenido que sortear los últimos meses sin recibir dinero.

La directiva de Dorados también adeuda dos meses y medio de sueldo a sus jugadores de fuerzas básicas e incluso tiene pagos pendientes al personal de intendencia que labora en la empresa, agregó la misma fuente consultada por CANCHA.

Esto pese a que Grupo Caliente ingresó en 2013 como copropietaria del club, al haber adquirido el 60 por ciento de las acciones.

Sin embargo, la falta de pagos no es un fenómeno reciente en la institución.

En diferentes etapas del equipo en el Ascenso MX se han revelado atrasos en los pagos a los integrantes del plantel. Ahora, la directiva del conjunto sinaloense ni siquiera abonó el premio a los jugadores que lograron el ascenso y que se mantuvieron en el equipo, una situación similar a la que ocurrió cuando Dorados ganó la Copa MX del Apertura 2012, la primera edición de la nueva era de este campeonato.

En aquella ocasión, siendo parte del Ascenso MX, a los jugadores del club de Sinaloa se les prometió un premio económico que nunca llegó a sus bolsillos. (Félix Zapata/Agencia Reforma)