Isabella González y Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 2-Sep.- Jóvenes que asistieron al diálogo organizado con el Presidente Enrique Peña Nieto para presentar el Cuarto Informe de Gobierno tuvieron opiniones divididas sobre este encuentro.
Tras estar más de una hora y media escuchando preguntas y respuestas de distintos temas de la Administración de Peña, algunos participantes salieron decepcionados de Palacio Nacional.
“Lo primero que pedí fue una respuesta que no fuera coreografiada y ni siquiera tocó el tema que pregunté, en lugar de eso fueron más datos de un informe, entonces realmente no fue lo que esperaba”, aseguró José Ramón Guardiola, un joven que tomó la palabra para cuestionar al Presidente.
Estimó que Peña no contestó muchas preguntas que les interesan a los mexicanos y que, por lo tanto, el diálogo debe de ser más abierto.
“El diálogo debe de ser más abierto, no cada año, con tan pocos jóvenes, creo que debería escuchar a una más amplia población”, precisó el estudiante de la Maestría de Economía del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).
Eduardo Rojas, estudiante de Derecho, estimó que faltó precisión en las respuestas del Mandatario, además de que no se tocaron temas, en su opinión, tan relevantes.
“Creo que faltó enfatizar en las preguntas importantes, me hubiera gustado tener la oportunidad de preguntar para profundizar en temas más importantes”, señaló el alumno del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM)
Hubo algunos jóvenes a los que les gustó el nuevo formato que utilizó el Mandatario para dar su informe, como Diego González, estudiante de Ingeniería Industrial y Ambiental en la Universidad Anáhuac México Norte.
“La verdad es que fue mucho mejor de lo que yo esperaba, pensé que la urna iba a estar arreglada, pero cuando escuché que me tocó hacer una pregunta me gustó”, relató el joven de 21 años.
Mier de Jesús Espinosa, beneficiario de un programa en Yucatán para la prevención del delito, aseguró que, aunque él no lo creyó al principio, el Presidente lo convenció con su discurso.
“Yo antes creía que era pura mentira lo que decía, pero creo que en cierta parte es verdad lo que dice, por ejemplo que trata de buscar la forma de resolver los problemas de la reforma educativa”, reconoció el joven.