Francisco Márquez Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la finalidad de contar con un entorno donde los entusiastas tengan la oportunidad de manejar vehículos deportivos, se llevó a cabo la apertura del Porsche Experience Center.
Esta es la segunda instalación de su tipo en Estados Unidos, la cual se suma a los complejos en Alemania, Francia, Reino Unido y una próxima apertura en Shangai.
El concepto es sencillo: se basa en contar con un espacio adecuado acorde a los valores de la marca de Stuttgart, como son deportividad, exclusividad y estilo.
Para llevar cabo la instalación del Porsche Experience Center Los Ángeles, la firma invirtió 60 millones de dólares y cerca de dos años en su construcción.
Un edificio central, donde se ubican salones para llevar a cabo reuniones de negocios y cuyos nombres retoman los modelos de la marca, es el eje central de las instalaciones.
En la planta alta, el restaurante de nombre 917 muestra un diseño de alto nivel en decoración y sofisticación.
Pero la zona más divertida no está al interior del edificio principal, sino justo frente a él.
En 21 hectáreas, especialistas de la marca diseñaron pistas cuya prioridad es probar el desempeño de los deportivos alemanes.
Como ejemplo, el circuito de manejo, el cual se basa en el concepto de una carretera con desafíos, incluyendo una serie de curvas y ondulaciones.
Un conjunto de placas hidráulicas controlado por computadora conforman otra zona de la pista, donde se comprueba la pérdida de la tracción de las ruedas traseras.
El circuito también cuenta con una pendiente con chorros de agua controlados por computadora y superficie de baja fricción que ponen a prueba las habilidades del conductor y los vehículos.
Además, en una pista off road para se prueban los sistemas electrónicos de Cayenne, su optimización en condiciones todoterreno con inclinaciones de 40 grados, obstáculos y diferentes superficies como piedra y una especie de columpio con troncos.
Porsche Experience Center integra en sus instalaciones a Porsche Motorsports Norteamérica, por lo que es el único autorizado en la comercialización de piezas y equipamiento para modelos como el 911 GT3 Cup, 911 GT3 R y Cayman GT 4 Club Sport.

A vivir la experiencia
– Para ingresar al Porsche Experience Center Los Ángeles, se realiza una reservación vía internet, con opciones de tiempo y modelo a probar, con 77 vehículos disponibles.
– Como ejemplo, el precio de una hora y media a bordo de un 911 Carrera S es de 495 dólares, alrededor de 10 mil pesos.
– La diferencia entre motor trasero y central, puede ser comprobada en un mano a mano entre un 911 Carrera S contra Cayman; durante una hora y media a un precio de 625 dólares, alrededor de 12 mil 625 pesos.